domingo, 18 de abril de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

25 de enero de 2010

Expansión.com

Corbacho espera 100.000 parados más en enero

2009 podría cerrar con una tasa de desempleo del 18%

El paro bruto aumentará en enero, y aunque no lo hará tanto como hace un año, podrían sumarse más de 100.000 personas a las listas del antiguo Inem, tal como sucedió como hace dos años. Tradicionalmente, el primer mes del año es negativo para el empleo, señala el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, a lo que se suma la tendencia de pérdida de puestos de trabajo en el contexto actual de crisis económica.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, junto al presidente de la comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso, Juan Barranco, hoy durante su intervención para explicar la evolución del paro. EFE/Angel Díaz
Este mes de enero "se parecerá más a 2008 que a 2009", ha señalado esta mañana Corbacho en una entrevista con la SER. Hace dos años se registraron en España 132.378 desempleados más (2.261.925 parados en total), mientras que en el mismo mes de 2009 hubo 198.838 nuevos parados (3.327.801). "Creo que [enero] va a ser un mes que se va a parecer más a 2008 y no tendrá nada que ver con 2009", ha recalcado el ministro, y añadió que enero es un mes en el que "históricamente se pierde empleo", con una media de unas 67.000 personas. -aunque hace dos años se dobló la tasa en un mes que supuso el peor mes de enero del último cuarto de siglo para la contabilización de desempleados-.

El paro en enero se parecerá más al de los meses de enero de los años 2007 y 2008, cuando subió en 60.000 y 132.000 personas.
El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, avanzó hoy que el paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo volverá a subir en enero, aunque precisó que su comportamiento se parecerá más al de los meses de enero de los años 2007 y 2008, cuando subió en 60.000 y 132.000 personas, respectivamente, que al de 2009, en el que repuntó en casi 200.000 personas. La media del repunte del paro en enero en el periodo 2001-2007 fue de 86.000 personas.

Tal como ha explicado, primero en la cadena de radio y después en el Congreso de los Diputados, 2009 empezó con una destrucción de empleo "muy fuerte" que se irá atenuando a lo largo de 2010. Por ello, dijo que en el primer semestre de este año la tasa de desempleo "se va a parecer más al paro de antes de la crisis".

El desempleo seguirá subiendo durante todo el año
En general, el ministro de Trabajo e Inmigración, cree que el paro seguirá subiendo en 2010, pero de forma "más atenuada" que en 2009, año en que la destrucción de empleo ha sido "muy potente" porque fue el "epicentro de la crisis económica" con sus consecuentes efectos más devastadores sobre el empleo. En su opinión, tras dos años y medio de crisis, la salida "no será tan rápida" desde el punto de vista del empleo, ni en España ni en el resto de Europa, y sus efectos durarán más de un año y medio.

En el primer semestre de este año la tasa de desempleo "se va a parecer más al paro de antes de la crisis"
"Las proyecciones que manejamos indican que si se destruyó empleo en los meses de enero de años de bonanza, enero de 2010 no tendrá un comportamiento diferente, aunque pensamos que en estos momentos la situación del empleo se va a parecer más al comportamiento de 2007-2008 que al de 2009, que fue el año más tremendo", dijo Corbacho a su llegada al Congreso, donde ha comparecido para explicar las perspectivas sobre el mercado laboral y el diálogo social.

Sin embargo, Corbacho insistió en que de mayo a diciembre de 2009 se ha dado una "fase de atenuación" de la destrucción de empleo frente a la registrada en la "fase central" de la crisis -situada entre agosto de 2008 y abril del pasado año-, lo que, a su juicio, supone una etapa de "tránsito" hacia la recuperación, en la línea de la mayoría de las economías europeas y estadounidenses.

Así, insistió en que pese al aumento del paro, el cambio de tendencia es "indudable", pues los incrementos mensuales han sido "muy inferiores" a los registrados un año antes, algo que achacó al conjunto de acciones impulsadas por el Gobierno como respuesta a la crisis englobadas en el 'Plan E', cuyo efecto se ha empezado a hacer más visible a partir del segundo trimestre de 2009.

La salida no será tan rápida desde el punto de vista del empleo, ni aquí ni en el resto de Europa
Por eso, a partir de enero, el paro va a tener un comportamiento "precrisis" y, aunque aún no puede darse por concluida la etapa de pérdida de puestos de trabajo, sí dijo que la economía española podría estar en "las fases finales de la destrucción de empleo". En cualquier caso, Corbacho deja claro que, aunque se salga de la crisis económica, el empleo tardará más en recuperarse. "Todos debemos empezar a asumir que si hemos tenido una crisis que ha durado dos años y medio, la salida no será tan rápida desde el punto de vista del empleo, ni aquí ni en Europa, como lo fue el tiempo que se necesitó para destruirlo", subrayó.

Más población activa, menos construcción y mucho empleo temporal
El incremento del paro responde a tres factores fundamentales, el primero de los cuales es el crecimiento a "ritmo muy intenso" de la población activa. El segundo es la crisis de la construcción, que ha supuesto la mitad de la pérdida de empleo provocada por la crisis. El tercero, añadió, es el "elevado peso" del empleo temporal "de fácil extinción", que ha supuesto el 95% de la pérdida del empleo asalariado desde el inicio de la crisis.

Los expertos apuntan a que 2009 se cerró con una tasa de paro superior al 18%
España cerrará el año con una tasa del 18%
El responsable de la cartera de Trabajo e Inmigración ha comparecido en la Cámara Baja a petición propia -aunque también a demanda del PP y el resto de grupos parlamentarios- para hablar de la evolución del paro, las estimaciones del Gobierno y las conversaciones en la Mesa de Diálogo Social, cuatro días antes de que se conozca el dato de la EPA del último trimestre del año, y sobre las que los expertos apuntan a que 2009 se cerró con una tasa de paro superior al 18%.

Los últimos datos conocidos de la EPA, correspondientes al tercer trimestre de 2009, situaban la tasa de desempleo en el 17,93%, la más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, la tasa de paro española se encuentra actualmente en su valor más alto desde el cuarto trimestre de 1998, cuando llegó a situarse en el 17,99%.

Algunas entidades y organismos ya han hecho cálculos sobre las cifras que podría arrojar la EPA del próximo viernes, informa Europa Press. Así, el Servicio de Estudios de BBVA señalaba en su último 'Observatorio del Mercado Laboral' que la mejora "relativa" del mercado de trabajo en la parte final de 2009 se va a traducir en un repunte "muy suave", de apenas cuatro décimas, en la tasa de paro del cuarto trimestre, periodo en el que además la economía española podría no haberse contraído o haberlo hecho sólo una décima.

"Usted seguirá siendo el ministro del paro", remachó el PP
En concreto, la entidad apunta a que en el cuarto trimestre de 2009 se destruyeron "poco más" de 150.000 empleos, la mitad de lo estimado con datos hasta septiembre, lo que unido a la tendencia descendente de la población activa, arrojaría una tasa de paro del 18,3% a cierre del año pasado, frente a la tasa del 17,9% registrada en el tercer trimestre.

Por su parte, Analistas Financieros Internacionales (AFI) y la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (Agett) prevén que la tasa de paro en España finalice 2009 en el 18,5%, lo que elevará el número de parados a 4,23 millones de personas, frente a los 4,12 millones existentes al cierre del tercer trimestre. Según sus estimaciones, la EPA del último trimestre del pasado año constatará la destrucción de unos 151.000 empleos, lo que significará una reducción del 5,7% respecto al mismo periodo de 2008, con lo que el total de ocupados retrocederá a niveles de mediados de 2005, hasta los 18,72 millones de trabajadores. Precisamente, para contribuir a frenar la destrucción de empleo, el Gobierno ha diseñado una propuesta para reformar el mercado de trabajo que dará a conocer el próximo 5 de febrero.

Críticas unánimes
Los portavoces de los grupos parlamentarios han reprochado a Corbacho que no avanzara más detalle sobre las propuestas de reforma laboral ni en materia de pensiones durante su intervención, que no superó los 20 minutos. Así, el portavoz del PP, José Ignacio Echániz, replicó a Corbacho que sus previsiones sobre la evolución del paro contradicen a las de los organismos internacionales y los agentes sociales, por lo que queda en evidencia que el Gobierno no cuenta con el diagnóstico adecuado para resolver la situación. "Usted seguirá siendo el ministro del paro", remachó. El socialista Jesús Membrado, ha tachado de "apocalíptico y oportunista" a su homólogo 'popular' con el manejo de los datos, que "bombardean" el diálogo político sobre el paro.

El Gobierno ha diseñado una propuesta para reformar el mercado de trabajo que dará a conocer el próximo 5 de febrero
El portavoz de CiU, Carles Campuzano, ha calificado, por su parte, como una "pérdida de tiempo" la comparecencia de Corbacho, ya que éste no presentó propuestas concretas y sólo abundó en defender "medidas cortoplacistas" que condenan a la sociedad española a una "larga etapa de decadencia".

El representante del PNV, Emilio Olabarría, incidió en que los mensajes de la oposición, que el Gobierno ha tachado de "catastrofistas", responden a los propios datos de evolución del empleo y en materia de pensiones y a la ausencia de una "reforma estructural" del mercado de trabajo en la agenda del Ejecutivo.

Por último, los diputados de IU, Gaspar Llamazares, y de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, exhortaron al ministro a aclarar la propuesta de reforma laboral, en lugar de esperar hasta dentro de dos semanas, y le advirtieron de que no aceptarán una medida que suponga abaratar el despido.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad