domingo, 07 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

12 de enero de 2010

Expansión.com

España tiene ya tantos parados como Francia y Canadá juntas

El ministro de Fomento, José Blanco, se vanagloriaba ayer de que España ha respondido con "más eficacia" a la ola de frío que el resto de colegas europeos, una medalla que parece importar poco a los Veintisiete.

Desde hace varios meses, los socios están centrados en otro temporal: la debacle del paro. Precisamente ahora esperan que España, recién llegada a la presidencia de turno de la UE, encuentre la fórmula para domesticar su cada vez más abultada bolsa de desempleados.

El punto de partida no es nada cómodo. El organismo internacional que aglutina a las principales economías desarrolladas (OCDE) emitió ayer un demoledor informe. En él calcula que en noviembre el país ya albergaba 4,4 millones de parados, lo que equivale a una tasa de desempleo del 19,4%, más de diez puntos por encima que la media de países analizados (8,8%). Y, lo más paradójico, se trata de un umbral que el Ejecutivo no espera alcanzar ni siquiera este nuevo año, para el que prevé un nivel de paro del 18,9%.

Al margen de las previsiones oficiales y las ofrecidas por las casas de análisis privadas "cada vez más convencidas de que se alcanzarán los cinco millones de parados" este nuevo récord consolida a España como líder absoluto del desempleo en la OCDE, seguida a bastante distancia de Eslovaquia (13,6%), Irlanda (12,9%) y Hungría (10,8%). Atrás queda la imagen de la octava potencia del mundo, también conocida como la "locomotora del empleo". Si en 2007 el país era la fábrica de la que salían dos de cada cinco empleos nuevos en Europa, ahora se ha convertido en el colchón donde duermen prácticamente tres de cada diez parados de la eurozona.

En el terreno de las comparaciones es donde se aprecia la gravedad que está tomando el desempleo en España. Habría que juntar todos los parados de Francia (2,9 millones) y Canadá (1,5 millones) para alcanzar una bolsa de desempleados similar a la española. O, si se quiere, los de Japón (3,4 millones), Australia (653.073) y la República Checa (418.000). Asimismo, sólo sumando a los parados de Alemania (3,2 millones), Portugal (566.000) y Hungría (449.000) se alcanzaría un volumen similar al español.

Por el momento, el Ejecutivo ha dado pocas pistas sobre cuándo la crisis dejará de azuzar el paro, mientras las expectativas para la recuperación del empleo son igualmente difusas. El presidente Zapatero no espera una significativa creación de puestos de trabajo hasta 2011 , aunque Trabajo sigue pregonando que el milagro ocurrirá a finales de este año, a pesar de que se espera que el PIB se contraiga un 0,3%, según Economía.

¿Y qué dicen los números de la OCDE? No hay signos de recuperación. En noviembre, el ritmo de destrucción de puestos de trabajo avanzó un 5,2% "la marca más elevada de toda la tabla" frente al 2,2% registrado de media en la OCDE.

Eso significa que España, pese al salvavidas del Plan E para contener el deterioro del empleo en la construcción, sigue eliminando puestos de trabajo a un ritmo aún intenso. Salir de esta cadena perversa, en la que el país está inmerso desde junio de 2008, es uno de los retos del futuro. El tiempo dirá si la patronal y los sindicatos son capaces de llegar a un acuerdo para remover las reglas de juego de las relaciones laborales y conseguir mitigar estos resultados.

Con este panorama, el futuro que se espera para 2010 no es excesivamente halagüeño. Como adelantó en exclusiva EXPANSIÓN, se necesita que el PIB crezca a niveles superiores al 1,4% para que la economía genere puestos de trabajo, a la vez que el PIB debe brincar por encima del 3,06% para comenzar a notar que la bolsa de parados desciende, según el catedrático Carlos Usabiaga (Universidad Pablo de Olavide).

Alemania, Portugal y Hungría suman entre las tres el volumen de parados que tiene la economía nacional
El 32% ve la recuperación en 2012
El 97% de los empresarios españoles descarta una temprana recuperación de la actividad económica en el nuevo año que acaba de arrancar y un 32% prolonga la recesión más allá de 2011, por lo que sólo un 14,5% tiene la intención de contratar personal en 2010, según una encuesta elaborada sobre más de 1.000 compañías por Adecco.

Ante el pesimismo reinante sobre cómo evolucionará la economía, el 77,4% de los directivos no ampliará sus plantillas en los próximos meses, mientras que del resto, casi un 14% aplaza las posibles contrataciones hasta finales del año.

Año nuevo, igual o peor empleo
El 70% de los trabajadores cree que la situación del empleo en 2010 será igual o peor que el año anterior, según una encuesta realizada por Randstad entre más de un millar de personas, con y sin empleo, repartidos de toda España.

Randstad precisa que el pesimismo mostrado por los encuestados es aún mayor en el caso de los que ahora mismo no tienen empleo. En concreto, la encuesta revela que el 37,2% de los trabajadores prevén que la situación del empleo en 2010 sea similar a la del año pasado, frente al 32,7% que cree que empeorará y el 28% que piensa que irá a mejor.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad