miércoles, 20 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

11 de enero de 2010

Expansión.com

China corre el riesgo de crecer un 16% durante 2010

Dispara la inversión pública a los 100.000 millones

Las medidas de estímulo económico pueden pasar factura a China. La economía china podría apuntarse un peligroso crecimiento del 16% durante 2010 si el Gobierno no corrige sus políticas financieras y monetarias. Es la advertencia realizada por expertos de la Academia China de Ciencias, que alertan de que este ritmo de crecimiento generaría un sobrecalentamiento y una fuerte inflación.


Si China mantiene sus políticas de estímulo de los créditos, entre otras, el país crecerá a un ritmo excesivo, mientras que si las retira totalmente sólo crecería un 7,7 por ciento. Es la conclusión de los economistas Yao Zhizhong y He Fan que se refleja en estudio, publicado hoy por el oficial China Securities Journal.

Ambos recomiendan una moderación de las políticas, lo que llevaría a unos niveles de crecimiento más recomendables para los objetivos de Pekín, en torno al 11,6 por ciento. A falta de que el Gobierno chino presente las cifras de crecimiento de todo el año 2009, el PIB del país asiático aumentó un 7,7 por ciento entre enero y septiembre de 2009, después de haberlo hecho un 9 por ciento en 2008 y un 13 por ciento en 2007.

Incluso con un crecimiento del 11,6 por ciento en 2010, los dos economistas calculan que China también podría sufrir presiones inflacionistas a finales de año, cuando la subida del IPC alcanzará, según el estudio, un 4,8 por ciento. "No es terrible, pero es posible que origine tasas de inflación más graves" en años posteriores, señaló el estudio, que también recomienda que se mantengan políticas estrictas de control de la actual "burbuja inmobiliaria" que se vive en muchas ciudades chinas.

En los 30 años de la reforma y apertura económica de China, el país jamás ha crecido un 16 por ciento, aunque sí alcanzó el 14,2 por ciento en 1992. En los años 1969 y 1970, el país reportó crecimientos anuales del PIB de hasta el 19 por ciento, aunque las estadísticas de entonces no son demasiado fiables, dado que China entonces se encontraba en plena Revolución Cultural y tanto política como economía y sociedad se encontraban prácticamente paralizadas.

Y sin embargo..., más estímulos
Pese a las advertencias, China pretende colocar la inversión pública a niveles récord para sostener el crecimiento económico. El Gobierno disparará este año la inversión hasta rozar el billón de yuanes, su máximo histórico.

El ministro china de Finanzas, Xie Xuren, ha confirmado que el presupuesto de inversión estatal para 2010 ascenderá a 992.700 millones de yuanes (unos 100.100 millones de euros). El Ejecutivo ha incrementado la partida un 73% en sólo dos años.

Buena parte de la subida se enmarca dentro del macroplan de estímulo económico lanzado por Pekín en noviembre de 2008 para combatir la recesión. La inversión estatal ya se disparó el año pasado, subiendo en más de 400.000 millones de yuanes, en un intento del Ejecutivo chino de mantener la solidez ante el derrumbe económico internacional.

El proyecto de estímulo, cuantificado en más de 350.000 millones de euros para el bienio 2009-2010, ha permitido recuperar el ritmo de crecimiento económico. El último dato oficial publicado, correspondiente al tercer trimestre de 2009, revela que la economía china creció un 8,9%.

Las perspectivas optimistas de la tercera potencia económica mundial también se demuestran en la mejora de los ingresos fiscales, que sumaron 6,85 billones de yuanes el año pasado, un 11,7% más que en 2008 y casi cuatro puntos por encima de las previsiones del Gobierno.

Xie reiteró que Pekín continuará con la misma receta "proactiva" en la política fiscal, con el objetivo de impulsar la demanda interna china y reestructurar el sector industrial, tradicionalmente enfocado a la exportación.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad