martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

16 de diciembre de 2009

Expansión.com

Los alcaldes suben en tromba el IBI y crean tasas para evitar la quiebra

Toca arriar velas para gobernar la tormenta económica. Y que reme más el contribuyente.

En los últimos años, las entidades locales han ido acaparando competencias impropias, "con el consiguiente incremento del gasto".


A la vez, la crisis ha recortado drásticamente los ingresos, sobre todo por el ocaso del sector inmobiliario. "La reacción ante estos problemas, en general, consiste en subir el IBI y en crear nuevas tasas", afirma el último estudio del Registro de Economistas Asesores Fiscales, Panorama de la fiscalidad local.

El peso recae, por tanto, sobre los hombros de los convecinos, que no sólo pagan más IBI, sino que ven cómo la referencia del valor al que éste se aplica "el catastral" aumenta también. Doble subida. Algunos municipios, como Pamplona, Castellón y Palma de Mallorca, han subido el tipo del IBI más de un 5% en el último año.

No en vano, el IBI es la mayor fuente de financiación de las corporaciones locales, según el REAF. Un tercio del total de ingresos de los ayuntamientos, y casi la mitad de los ingresos impositivos, procede de la recaudación por dicho impuesto.


Y, por si fuera poco, el REAF ha observado que comienzan a salir tasas de debajo de las piedras en localidades que antes no las soportaban. Por ejemplo, las que gravan las guarderías rurales, el alcantarillado, o las polémicas tasas de urbanización o de reparcelación en los planes parciales de ordenación urbana (algo no legal). También suben hasta el "tope legal" otras, como las que gravan la basura o la retirada de vehículos al depósito, o la que se abona por extinción de incendios.

La autora del informe, María José Portillo, economista y profesora de la Universidad de Murcia, señaló ayer a EXPANSIÓN que los alcaldes prefieren subir o crear tasas antes que alzar los impuestos, ya que lo primero pueden hacerlo de tapadillo: "Es más visible si el problema se resuelve vía impuestos, pero menos si se hace vía tasas. Hay tantos posibles aprovechamientos del dominio público que los alcaldes pueden sacar muchísima tajada".

Además, hay ayuntamientos que han subido ya los impuestos hasta el tope legal, como Barcelona, por lo que se lanzan aún más al alza de las tasas. Para más inri, los alcaldes también están subiendo los precios públicos para las prestaciones de servicios.

Para mejorar el panorama tributario local, los asesores fiscales abogan por suprimir la plusvalía local (el IIVTNU), ya que grava un hecho imponible que "también tributa en el Impuesto sobre la Renta". Y apuestan por sustituirlo por un porcentaje sobre el IRPF.

Además, REAF pide que se grave la tenencia de vehículos en función de su contaminación, y no de los "caballos fiscales". Por último, exigen que se auditen externamente todos los ayuntamientos, y no un 5% del total, como actualmente.

BBVA espera 3 años más de 'ladrillazo'
El precio de la vivienda debe bajar en España un 30% desde su máximo para que pueda absorberse el stock sin vender, es decir, dos tercios más que hasta ahora (10%). O sea, otro 20% adicional, según el informe Situación Inmobiliaria, del Servicio de Estudios de BBVA.

La caída será, en términos reales, de un 7% al cierre de 2009 y de un 8% en 2010. La entidad financiera justifica la necesidad de estas bajadas de precios en que los tipos de interés se mantendrán "muy bajos" en 2010, pero no darán nuevas treguas. En esta situación, "la accesibilidad es complicada", lo que hace prever un escenario de descensos de precios hasta 2012. Tres años más de ladrillazo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad