domingo, 19 de mayo de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de noviembre de 2009

Elpaís.es

Los bancos centrales instan a una retirada gradual de ayudas públicas

"Se confirma un crecimiento algo mejor de lo pronosticado", afirma Trichet

Los indicios de que la economía mundial empieza a recuperarse, aunque sea de forma tímida, son ya más consistentes que los brotes verdes que hicieron fortuna antes del pasado verano. Ésa es la conclusión, al menos, de los principales bancos centrales del mundo, cuyos dirigentes se reunieron ayer en la sede del Banco Internacional de Pagos, en Basilea (Suiza). En palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, una vez que la intervención pública ha evitado "una depresión extremadamente amenazadora", llega la hora de decidir "el momento oportuno" para iniciar "una retirada gradual" de las medidas anticrisis.
Trichet, que presidió la reunión, vinculó "las señales, cada vez más evidentes, de estabilización" al enorme volumen de las ayudas públicas: 10 billones de euros en apoyo a la banca, tipos de interés al mínimo y estímulos fiscales equivalentes al 2% del PIB en los países del G-20. "Se confirma un crecimiento económico a niveles algo mejores de lo que habíamos pronosticado", añadió el presidente del BCE. Estados Unidos, Alemania y Francia han salido ya de la recesión, y varios países emergentes, con China a la cabeza, vuelven a crecer a tasas elevadas. Una mejora general (Reino Unido y España están entre las excepciones) que ha llevado al Fondo Monetario Internacional a revisar al alza sus previsiones para 2010 (ahora pronostica que el PIB mundial crecerá un 3,1%).
Los gobernadores de los bancos centrales creen que, en cuanto la situación se consolide, debe comenzar la retirada de los estímulos fiscales, que han contribuido a multiplicar el déficit público en todos los países avanzados. En el frente monetario, mantener los tipos de interés en los niveles más bajos de la historia y prolongar las medidas para garantizar liquidez a la banca puede llevar a una escalada de la inflación cuando la economía se recupere, un riesgo que las autoridades monetarias, y especialmente el BCE, quieren conjurar cuanto antes.
Pero el paro y la debilidad del consumo recuerdan que buena parte de los destrozos ocasionados por la crisis financiera siguen presentes, lo que lleva a los bancos centrales a extremar la cautela. Hasta ahora hay más palabras que hechos, aunque alguno hay: las autoridades monetarias de Australia y Noruega han subido ya los tipos de interés, el BCE ha avisado de que los préstamos a un año por importe ilimitado se acabarán pronto y el Banco de Inglaterra ha bajado el ritmo en la compra de activos a la banca.
Las discusiones sobre estas estrategias de salida se retomarán hoy en Bruselas. Los ministros de Hacienda de la UE abordarán la revocación de los planes de socorro adoptados con urgencia hace un año para contrarrestar los efectos de las crisis sobre el sector de las finanzas. La Comisión Europea mantiene que, si todavía "es prematuro iniciar la retirada general" de los planes de apoyo, se hace ya necesario empezar a recorrer los primeros pasos, entre los que propone el endurecimiento de las condiciones de los avales que se conceden a la banca a partir de junio de 2010.
En total, las medidas de apoyo a la banca equivalen ya al 31% del PIB de la UE, aunque la cantidad utilizada es poco más de un tercio. En el caso de España, tanto el peso de las ayudas (22% del PIB español) como, sobre todo, su uso (un 6% del PIB), es menor, lo que plantea la posibilidad de que la retirada de apoyos reclamada por Bruselas llegue antes de su pleno aprovechamiento por España.
"Seguro que tenemos tiempo de hacer la reestructuración que estamos planteando", replicó la vicepresidenta económica, Elena Salgado, a su llegada a Bruselas. "No somos nosotros los protagonistas, son las propias entidades financieras", matizó Salgado, pero auguró que "en los próximos meses" la reestructuración del sector, que afecta ya a varias cajas de ahorros, "dará grandes pasos".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad