domingo, 22 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

26 de octubre de 2009

Expansión.com

El Gobierno alemán combate la crisis bajando impuestos

El líder del Partido Liberal alemán, Guido Westerwelle, se erigió en artífice de la rebaja fiscal "milagro" y del nuevo rumbo del Gobierno de la canciller Angela Merkel, del que será vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores

"Logramos todos nuevos objetivos electorales, primero, y logramos ahora hacer prosperar todas nuestras propuestas en las negociaciones de coalición", enfatizó Westerwelle, ante el congreso del FDP que ratificó por aclamación el pacto de gobierno con la Unión de Merkel.

Nuevo comienzo en Alemania
Alemania está "ante un nuevo comienzo", dijo, y lleva el "sello liberal". "Somos un partido para todo el pueblo, para toda Alemania, para todas sus familias", añadió el líder del FDP, decidido desde la recuperada función gubernamental a romper el tradicional estigma del partido "de los sueldos altos".

Westerwelle consagró su discurso a repasar los acuerdos de la coalición en materia fiscal, sanitaria, energética, educación e inversiones y apenas una frase a la que será su parcela en el gobierno (Exteriores), para destacar su compromiso "personal" por lograr "del presidente Barack Obama" la retirada de las últimas armas nucleares aún en el país, como una rémora de la Guerra Fría.

A Westerwelle se le identifica con el ámbito financiero, pero asumirá Exteriores de acuerdo a la ley no escrita de las alianzas alemanas, según la cual ésta es competencia del socio de gobierno.

Una política fiscal de "valor"
"La política fiscal anunciada se puede calificar de acto de valor, pero no en el sentido positivo", comentó irónicamente el economista Ralph Brügelmann, del Instituto Económico Alemán (IW), en declaraciones al semanario "Der Spiegel".

Los planes contemplan una descarga fiscal del orden de los 24.000 millones de euros (de forma gradual y hasta 2013), entre rebajas del IRPF e impuestos a las empresas y las herencias, así como un aumento de las ayudas a la familia. No hay una financiación clara para estos planes, más allá de la confianza en el pronto despegue económico, recuerdan los expertos.

Además, no será competencia del FDP, sino del ministro de la CDU Wolfgang Schäuble. Pero el monto de esas rebajas ha sido el principal caballo de batalla del FDP, hasta lograr que la Unión subiera de su promesa inicial -15.000 millones de euros- a 24.000.

Schäuble ha admitido que Alemania deberá afrontar en esta legislatura una "deuda exorbitante" derivada de los programas de estimulación económica puestos en marcha para salir de la crisis y recordó que Alemania tiene el endeudamiento más alto de su Historia. Westerwelle defiende, sin embargo, las rebajas fiscales como la fórmula para salir de la crisis y ésta es asimismo la premisa que ha llevado a su formación de retorno a las tareas gubernamentales.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad