viernes, 05 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

12 de octubre de 2009

Invertia.com

Los países emergentes serán los primeros en endurecer políticas monetarias

Las presiones para endurecer las políticas monetarias surgirán "previsiblemente" antes en los países emergentes que en los mercados del mundo desarrollado

Según se desprende de un estudio elaborado por la gestora estadounidense Fidelity.

El citado estudio añade que la presión que tendrán que soportar los bancos centrales a la hora de decidir si suben o no los tipos de interés, "probablemente aumentará" en los próximos meses, ya que el alza del petróleo este año provocará un repunte en la inflación general en el primer trimestre de 2010.

Además, explica que las medidas de estímulo monetario aprobadas por los diferentes gobiernos centrales pueden haber sido "determinantes" para contener las amenazas que se cernían sobre el sistema financiero mundial y para estimular el flujo de créditos a las empresas y los hogares, aunque añade que éstas "no son sostenibles".

Así, indica que para preservar la confianza de los mercados financieros y para devolver a sus balances una "apariencia de disciplina financiera", las autoridades monetarias deben empezar a reducir su "generosidad" monetaria y fiscal en algún momento y que deben plantear una estrategia de retirada creíble.

En este contexto, el estudio incluye las palabras del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien aseguró que en algún momento, "cuando se afiance la recuperación económica, se tendrá que endurecer la política monetaria para impedir la aparición de un problema de inflación más adelante".

Además, asegura que los plazos para la retirada de los estímulos son "importantes", pero que estos variarán de un país a otro, ya que a lo largo de la recuperación económica se ha producido una "divergencia importante" en la evolución de las regiones.

Indica que "afortunadamente, el mundo no se adentra en aguas completamente desconocidas, ya que gracias a la experiencia de Japón, se puede saber qué pasará cuando se retiren las medidas de dinamización".

La lección que ofrece Japón es que actuar demasiado rápido puede ser un error, y esa experiencia japonesa es la que sustenta la precaución que manifiestan actualmente los bancos centrales.

Según el informe de Fidelity, a medida que las economías se aproximan a una eventual retirada de los paquetes de estímulos, los inversores se enfrentan a un elevado grado de incertidumbre.

Añade que los comentarios recientes que sugieren que la eliminación de los estímulos no es inminente, han ayudado a "alimentar el segundo tramo de la racha alcista de los mercados durante este año".

"Cuando más lejos se vea la retirada de las medidas de estímulo, es más probable que el reloj de la inversión, pase de la inversión al recalentamiento, lo que creará un entorno favorable para las acciones y especialmente para los activos reales como las materias primas y los inmuebles", dice el estudio.

Por último dice que si por el contrario, los gobiernos se decantan por una retirada temprana, como consecuencia de un rebote de la inflación, los inversores pueden enfrentarse a la posibilidad de que se "aborte la recuperación e incluso a una recaída en la recesión".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad