jueves, 25 de febrero de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

01 de julio de 2009

Invertia.com

¿Brotes verdes? El vertiginoso deterioro de la economía en el último año

Finalizado el primer semestre de 2009, la crisis sigue inmersa hasta los tuétanos del entramado económico español. Las grandes cifras macro desmienten la existencia de “brotes verdes”.

La economía ya estaba sobradamente deteriorada hace doce meses, pero la situación se ha agravado enormemente. El crecimiento se trocó en recesión, el desempleo se disparó, el moderado crecimiento del IPC mutó en deflación… ¿Cómo estábamos hace un año?

A finales de junio de 2008, España conquistaba la Eurocopa, en el que seguramente ha sido el evento más venturoso que ha vivido el país en el último año. En lo económico, la situación es antagónica: los datos económicos expulsan a España de la supuesta Champions League en la que competía.

La cifra más relevante es la del PIB. El último dato conocido reveló una contracción en el crecimiento del primer trimestre del 3% interanual. Un año antes, España todavía crecía a un estimable ritmo del 2,7% interanual. La economía ya había reducido su crecimiento al 0,3% trimestral y entraría en barrena a partir del tercer trimestre para encadenar tres periodos consecutivos en negativo (-0,3%, -1% y -1,9%).

ESPECTACULAR ESCALADA DEL PARO

El primer efecto de las tasas negativas de PIB es de un fuerte calado social. El actual escenario de recesión ha acelerado la destrucción de empleo. Está comúnmente aceptado que un crecimiento en España por debajo del 3% provoca un incremento del paro. Así, no es extraño que la tasa de desempleo alcanzara en el primer trimestre el nivel más alto en 11 años. Según los datos de la EPA, ésta se disparó hasta el 11,36%. Doce meses atrás, la tasa sólo alcanzaba el 9,63%.

Con un paro de 4,5 millones de personas -y esto sin contabilizar el cambio metodológico introducido por el INE en enero 2005- el resto de indicadores tampoco acompaña. La producción industrial se contrajo un espectacular 28,6% (19,7% incluyendo el efecto calendario) en el último dato conocido, el de abril. Es la caída más fuerte registrada. Doce meses antes vivió la última subida registrada, de un 11,8%.

El parón económico ha estancado el consumo y las compras. La caída en las importaciones ha contribuido ha mejorar –o no empeorar demasiado- la balanza comercial. El último dato consignó un déficit en abril de 3.653 millones. La cantidad es poco más de un tercio de los 9.602 millones registrados un año antes. Como consecuencia, la balanza por cuenta corriente también sufre un déficit menor: arrojó un saldo negativo de 3.500 millones en abril frente a los 9.100 de un año antes.

¿PANORAMA DEFLACIONISTA

El IPC en números negativos puede resultar un bálsamo para el depauperado bolsillo del consumidor, pero aventura un escenario deflacionista a la japonesa. En junio del año pasado alcanzó el 5% y llegó a un máximo del 5,3% al mes siguiente. El IPC armonizado de junio de 2009 registró el -1%, ligando cuatro meses consecutivos en negativo.

Tras la reducción en los precios se esconde la contracción en el crédito. Pese a la política expansiva del BCE, que en los últimos doce meses ha bajado los tipos del 4,25% al 1% actual, los bancos, en delicada situación, se muestran renuentes a soltar dinero. El número de hipotecas cayó en abril el 41,9% en términos interanuales. Aunque las hipotecas constituidas arrastran una reducción durante más tiempo que otros partidas, en abril de 2008, la caída sólo fue del 9,4%.

Lógicamente, la compra de viviendas se ha estancado. En abril del presente ejercicio, las transacciones se redujeron en un 41,9% encadenando doce meses de desplomes a doble dígito. Sin embargo, por el lado de la oferta inmobiliaria, la crisis tardó más tiempo en hacerse notar. El índice de precios de vivienda de Bloomberg sólo registró reducciones en los dos últimos trimestres. En el primero del año, la caída de precios se aceleró al 6,5% interanual desde el -2,8% del trimestre anterior. Hace un año, los precios todavía crecían al 4%.

Ni siquiera la brutal caída del Euribor impide la paralización del mercado inmobiliario, aunque resultará un agradecido alivio para los tenedores de hipotecas. El Euribor a 12 meses se ha desplomado hasta el 1,61% de junio de 2009. Doce meses atrás, el principal indicador del mercado hipotecario estaba situado en el 5,36%.

EL IBEX, UN 20% MÁS BAJO QUE HACE UN AÑO PESE A LAS CAÍDAS

Entre los pocos indicadores que muestran más fortaleza respecto al año anterior, se encuentra el Ibex-35. El primer semestre de 2008, el selectivo del mercado español cerró con una pérdida del 20,6%, la mayor desde 1990. Por el contrario, en el primer semestre de 2009 se anota una ganancia del 6% gracias a la subida del 25,5% en el último trimestre.

No obstante, todavía los niveles son muy inferiores a los de hace un año: el cierre del semestre actual arroja 9.787,8 puntos para el Ibex, casi un 20% inferior a los 12.046,2 que registraba a finales de junio de 2008.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad