domingo, 15 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

30 de junio de 2009

Expansión.com

Los visados de obra nueva se hunden más del 65%

El arrendamiento con opción de compra se ha situado como la única rendija por la que el deprimido sector inmobiliario atisba algo de oxígeno.

Así, mientras el indicador adelantado de los visados de inmuebles marca un desplome del 65,2%, el inquilinato con posibilidad de compra gana atractivo en pleno crecimiento del stock.

No en vano, la consultora inmobiliaria Aguirre Newman ha constatado que el 16,3% de las promociones de vivienda libre en Madrid capital se está ofreciendo en alquiler además de en venta, mientras que este porcentaje no llegaba al 1% en 2006. Esta tendencia se consolidará durante el próximo año. Aún así, “el marco legal del arrendamiento urbano sigue sin ser competitivo”, señala Javier García Mateo, director de análisis de la compañía.

Los expertos creen que los pisos deben depreciarse un 20% más para ajustarse a la demanda

Las promociones con mucho excedente de viviendas se ven obligadas a obtener liquidez cuanto antes, con lo que ponen sus inmuebles en alquiler con opción de compra. Esto les asegura unas rentas para ganar oxígeno económico y les facilita la venta, ya que es poco probable que el inquilino no adquiera finalmente la casa.

El motivo es que esta fórmula cuesta entre un 10% y un 15% más al mes, pero se descuenta un alto porcentaje a la hora de la venta. Si el inquilino compra, gana mucho dinero; si no ejerce la opción, pierde una cantidad nada desdeñable.
Además, el Ejecutivo aprobará, con la ley que regula las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria, una rebaja del tipo sufragado por IVA en el alquiler con opción de compra. Del 16% actual pasará al 7%.

Un tercio de visados
Pese a que no solucionará del todo el problema del stock, el arrendamiento encaminado a la adquisición del piso no puede ser considerado un remedio baladí. Menos aún cuando los datos oficiales claman que lo peor de la resaca inmobiliaria dista mucho de haber pasado.

El número de visados solicitados para construir nuevas viviendas se redujo a un tercio entre enero y abril respecto a los niveles de hace un año, hasta las 41.887 unidades, según datos del Ministerio de Fomento.

De seguirse este ritmo, en un año se certificarían tantos pisos como se registraban en un trimestre en los años del boom. Además, las solicitudes de visados para viviendas de nueva construcción se redujeron un 39,2% en abril respecto al cierre de 2008.

El menor número de visados se debe también a que los promotores tardan ahora un año más en vender una promoción en Madrid. La media es de 43,6 meses, frente a los 31,8 meses del año anterior, según Aguirre Newman. Y es que algunas sólo ofrecen un margen de negociación del 5%. Las que más, del 20%.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad