martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

16 de abril de 2009

Expansión.com

Ordóñez alerta de un posible déficit de la Seguridad Social

El gobernador discrepa del optimismo del Ejecutivo, que aún defiende "la salud del sistema de pensiones", y tilda de "absolutamente espectacular" la tasa de paro en España

"Negar que hay un problema de sostenibilidad en el sistema de pensiones es absurdo». Así de contundente se mostró ayer el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, durante su intervención ante la Comisión del Congreso de los Diputados para la renovación del Pacto de Toledo, el acuerdo político que, desde 1995, busca la viabilidad del sistema de pensiones.


Miguel Ángel Fernandez Ordóñez, gobernador del Banco de España
El gobernador advirtió de que el impacto de la recesión económica "también se ha dejado sentir en las cuentas de la Seguridad Social", cuyo superávit "del 1,3% del PIB, a cierre de 2008" "podría incluso desaparecer durante este año". La previsión del Gobierno, en cambio, es que las cuentas del organismo del que dependen las pensiones futuras de los españoles acabe el año con un saldo positivo del entorno del 0,3% del PIB.

Tras señalar a los diputados que este cambio de escenario es "el primer mensaje" que deben trasladar a la opinión pública, Ordóñez abogó por emprender reformas estructurales "sin dilación".

Por ejemplo, retrasar la edad legal de jubilación "como Alemania que la ha llevado desde los 65 años a los 67 años" o "ampliar significativamente" el número de años de cotización necesarios para el cálculo de la pensión. Frente a los 15 años que se tienen en cuenta en España, un gran número de países de la UE "Finlandia, Polonia o Portugal" lo han aumentado a la totalidad de la vida laboral. "El Pacto de Toledo no supone que no se deba reaccionar [...] , todo lo contrario", achacó Ordóñez.

Pero las recomendaciones del gobernador, alineadas con las máximas clásicas de la OCDE, no acabaron ahí. Cualquier cambio en pensiones debe complementarse con "otras reformas estructurales". Ordóñez apuntó que "el recorrido al alza del déficit público no puede ser ilimitado", pues supone una carga excesiva para las generaciones futuras . La clave para volver a unas cuentas saneadas pasa, a su juicio, por abordar una reforma "urgente" en el mercado laboral, aquejado por una tasa de paro "del 15,5%" "absolutamente espectacular y absolutamente distinta" a la del resto de socios comunitarios.

Precisamente, el director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, advirtió ayer al Gobierno de que "no queda margen" para reavivar la economía con más gasto.

De la Vega admite que "nadie sabe exactamente ni cuándo y cómo" va a terminar la recesión
En una entrevista con el periódico norteamericano, The Wall Street Journal, el directivo de la institución recalcó que el margen para recurrir al gasto público o a recortes fiscales es "inexistente", a no ser que se contrarreste con medidas que reduzcan el déficit presupuestario a medio plazo. De no hacerlo así, "nos encontraremos en una situación en la que tendremos que aplicar medidas restrictivas cuando la economía continúa en una fase de contracción, intensificando aún más la situación".

A este respecto, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, admitió ayer que "nadie sabe ni cómo ni cuándo terminará la recesión".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad