jueves, 13 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

13 de abril de 2009

Expansión.com

El déficit público de las autonomías se multiplica por 30 en un solo año

Las regiones afrontan la recesión con exceso de gasto y con una bajada de la recaudación motivada por la caída del consumo, según se desprende de los últimos datos publicados en el boletín económico de enero del Banco de España.

Las comunidades autónomas (CC.AA.) sufren un fuerte deterioro de sus cuentas públicas como consecuencia de la crisis económica y del excesivo incremento del gasto público. El Banco de España revela el disparatado aumento del déficit presupuestario de las regiones. Si en 2008 el agujero de las cuentas de las autonomías fue de 333 millones de euros, en 2009 asciende hasta los 10.171 millones, lo que evidencia que el saldo no financiero de las comunidades se ha multiplicado por 30 en un sólo año.

Las CCAA tienen un peso relevante a la hora de evaluar la estabilidad presupuestaria del país, ya que, según las últimas cifras publicadas, recibieron el 32% de los impuestos recaudados y gestionaron el 38% del total del gasto. La importancia de los presupuestos autonómicos se debe principalmente a que las regiones españolas tienen totalmente transferidas las competencias de las políticas sanitarias y de educación.

Los ingresos no financieros –que se recaudan principalmente vía impuestos– han retrocedido un 1,7% en 2009, aunque la gravedad de la crisis puede empeorar aún más el descenso. La recaudación vía impuestos indirectos –como los que gravan el consumo privado– caerá un 20,2% como consecuencia del fuerte desplome de la demanda interna y del consumo. A nivel estatal, el Banco de España estima que los ingresos en esta partida retrocederá un 5,9%.

Gasto de personal
La falta de austeridad en los presupuestos de 2009 tampoco ayuda a equilibrar las cuentas públicas de las CCAA en tiempos de recesión: los pagos no financieros aumentaron un 4,1% pese a la difícil coyuntura económica que afronta la economía española. El gasto de personal –que se destina a pagar, entre otras cuestiones, el salario de los funcionarios autonómicos y de los altos cargos– ha aumentado en un 6%, dos décimas más que en la Administración estatal. Esto revela el incesante incremento del sector público en la España de las autonomías, pese a las repetidas proclamas de contención de gasto que han lanzado los líderes autonómicos para afrontar la crisis.

Por otro lado, mientras que los gastos corrientes estatales en bienes y servicios –que engloban, entre otros, el mantenimiento general de los distintos organismos– retrocedieron en un 1,7% en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), en el conjunto de las regiones ha aumentado un 4,2%. La asignación al Fondo de Contingencia y otros imprevistos –aunque tiene un peso menor en los presupuestos autonómicos de 209 millones de euros– también ha aumentado significativamente en casi un 20% para 2009. En la Administración Estatal el avance fue de casi el 5%.

Con estos datos, las CCAA superarán el límite que establece la ley de estabilidad presupuestaria. El déficit de las regiones no puede sobrepasar el 0,75% del PIB, a lo que habría que añadir un 0,25% adicional por inversiones productivas. Según el Banco de España, con estos datos provisionales se habría alcanzado ya el 0,9%.

La clave
Funcas estima que el déficit público del conjunto de las administraciones públicas rozará el 7,4% en 2009 y el 10% en 2010. Además del sensible aumento del gasto público que ha realizado el Gobierno central con el Plan E, las autonomías también han hipotecado grandes partidas de sus ingresos durante este año.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad