martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

25 de noviembre de 2008

El País

Solbes prevé que la inflación caiga hasta el 1% en julio de 2009

Zapatero augura que el descenso de la inflación permitirá rebajas de tipos que reactiven el consumo

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha previsto hoy que la inflación en España se sitúe por debajo del 1% en julio de 2009, aunque a partir de ese momento, el índice de precios volverá a subir. Durante su intervención en The Economist Conferences, el también ministro de Economía y al igual que ha hecho previamente el presidente Zapatero, ha explicado que en noviembre la inflación puede terminar en el 2,5% para seguir bajando en lo que queda del año hasta acercarse al 2%.

A partir de ahí, y también teniendo en cuenta las decisiones que tome el Banco Central Europeo, el encarecimiento de los precios podría moderarse hasta alcanzar el mínimo histórico del 1% en julio del próximo año. No obstante, ha apuntado que por ahora no le preocupa el riesgo de deflación aunque ha querido destacar que este fenómeno, consistente en una evolución negativa de los precios, tiene unos graves efectos en la economía. "Todos hemos aprendido de la experiencia japonesa", ha recordado.

Por otra parte, Solbes ha asegurado tras admitir que el cuadro macroeconómico con el que se diseñaron las cuentas del Estado para el próximo ejercicio "no tiene nada que ver con la situación real", que el Ejecutivo aprovechará "en la medida de lo posible" el margen de estrategia que existe en materia fiscal, aunque ha reconocido que es "poco" y que estará pendiente de la reunión de mañana de la Unión Europea para reactivar la economía en la zona.

Antes que Solbes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que el plan de aumento de la inversión pública se extenderá durante los dos próximos años para reactivar la demanda interna, por lo que ha defendido la necesidad de sobrepasar de forma coyuntural y por lo excepcional de la situación el límite de déficit del 3% del Pacto de Estabilidad europeo.

Además, se ha mostrado confiado en que España va "a ganar a la crisis, y lo va a hacer bien" porque, entre otros factores, la moderación de la inflación al 2,5% en noviembre y su tendencia a la baja en los meses siguientes permitirá al BCE volver a reducir los tipos de interés antes de fin de año con el objetivo de impulsar el consumo de las familias y mejorar la financiación de las empresas ya durante el próximo ejercicio, la otra pata de la actualmente estancada demanda interna y motor de la economía. En este escenario, la política monetaria del instituto europeo "sólo" puede entenderse como "política de estímulo de la demanda", ha defendido.

Receta del Gobierno

La receta del Gobierno para superar las dificultades, ha explicado Zapatero a modo de resumen, irá dirigida a reactivar la economía, a estimular la demanda fiscal y a incrementar la inversión según las conclusiones de Lisboa sobre los conocidos como retos del milenio: innovación, productividad, energía, infraestructuras y educación, éste último uno de los caballos de batalla para el presidente con el objetivo de reducir el alto número de abandonos que está lastrando la economía española.

Durante su intervención en The Economist Conferences, el presidente ha recordado que las rebajas de impuestos adoptadas por el Gobierno dentro del paquete de 80 medidas aprobadas hasta la fecha para superar la crisis han permitido devolver a los ciudadanos y sociedades 14.900 millones de euros y, a final de año, prevé que esta cantidad ascienda a 16.000 millones, un 1,6% del PIB. Asimismo, la supresión del impuesto del patrimonio permitirá elevar esta cantidad hasta los 18.000 millones en 2009, ha añadido antes de resaltar que, además de las rebajas impositivas, el jueves expondrá en el Congreso medidas para atajar el "preocupante" alza del desempleo dentro de un paquete de actuaciones destinadas no sólo a superar la crisis, si no también a modernizar la economía española.

Junto a su optimista mensaje frente al deterioro económico, Zapatero ha hecho un canto al no intervencionismo. "Supervisar no es intervenir, es garantizar el funcionamiento de los mercados", ha enfatizado tras destacar que "otros gobiernos más conservadores han optado por tomar medidas más intervencionistas". "Descreo del intervencionismo. España es un país abierto", ha insistido.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad