domingo, 07 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

21 de noviembre de 2008

Invertia.com

Solbes prevé que el IPC ronde el 2,5% en noviembre y que la economía toque fondo en primera mitad 2009

Pedro Solbes, prevé que la inflación se situé en noviembre en el entorno del 2,5% por el descenso del precio del petróleo, y que la economía española "toque fondo" en el primer semestre de 2009 para después empezar a remontar.

"Da la sensación de que vamos a vivir un periodo algo complicado en los próximos trimestres. Seguimos pensando que en el segundo semestre de 2009 deberíamos ver ya las cosas más claras, lo cual no quiere decir que estemos en niveles de crecimiento altos. Tocaremos fondo en el primer semestre", subrayó el vicepresidente económico.

Solbes, en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, reiteró que los datos de crecimiento del PIB del cuarto trimestre no serán muy distintos a los del tercer trimestre -periodo en el que la economía se contrajo un 0,2%-, con lo que en la última parte de 2008 se produciría la entrada en recesión de la economía española (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo).

Sobre las previsiones de la OCDE, que estiman una contracción del PIB español del 0,9% para 2009, el vicepresidente económico señaló que tienen "toda la credibilidad", por proceder de un organismo como la OCDE, pero precisó que "necesariamente no tiene por qué pasar eso".

Así, dijo que, aunque "tomará en consideración y en serio" los cálculos de la OCDE, el panorama puede cambiar en función de las circunstancias y de las medidas que se están tomando, como las que han adoptado los bancos ventrales rebajando los tipos de interés, sin descartarse además nuevos recortes.

Esto, junto con los estímulos fiscales que se van a discutir en Europa y Estados Unidos, y a elementos positivos, como la rebaja del precio del petróleo y del Euríbor, podrían ayudar a que estas previsiones que hoy "parecen muy negativas" al final "no lo sean tanto", apuntó Solbes.

DÉFICIT SÍ, PERO SIN "BARRA LIBRE".

En cuanto a los Presupuestos Generales del Estado para 2009, el vicepresidente económico subrayó que sus "grandes líneas" siguen siendo "válidas" (mejora de la productividad, inversión en infraestructuras, I+D+i, gasto social y austeridad), y puntualizó que otra cosa distinta es que "cambien los números", es decir, el cuadro macroeconómico que acompaña a las cuentas públicas.

En este sentido, indicó que donde antes había un "pequeño déficit" habrá uno mayor, lo que obligará al Estado a aumentar algo la deuda. "Pero llevamos cuatro años reduciendo la deuda y mejorando la situación de déficit precisamente porque consideramos que hay que aprovechar los años buenos y ahorrar para poder hacer frente a los malos", explicó.


Solbes recordó que el límite del 3% que marca la UE para iniciar un procedimiento de déficit excesivo se puede superar en circunstancias excepcionales y de manera temporal, lo que, según dijo, "seguramente será lo que pase en España durante este periodo".

"Pero no podemos hablar de barra libre de déficit, porque el déficit de hoy se convierte en deuda y hay que pagarlo y devolverlo mañana. Hay que buscar un equilibrio adecuado, y cuando la situación mejore, volver a rellenar la caja", subrayó Solbes, que añadió que aunque el mantenimiento de los sistemas de protección social conlleve un mayor gasto y más déficit, debe aceptarse como algo "normal y razonable".

En relación con las demandas del PP de acometer nuevas rebajas fiscales, el vicepresidente económico, que se mostró contrario a aplicar amnistías fiscales, dijo que, aunque no está en contra de bajar los impuestos, no sería lo más adecuado con la caída de ingresos actual, y precisó además que recortarlos no necesariamente traería consigo una subida de actividad y sí aumentaría el déficit público.

Solbes negó que la deducción de 400 euros en el IRPF sea "dinero tirado", pues ha permitido que la desaceleración de la actividad no haya sido tan brusca como podría haber sido, ya que buena parte de ese dinero ha ido a parar al consumo.

Preguntado por si el mercado laboral exige más flexibilidad, tal y como demandan los empresarios, Solbes dijo que ésta ya existe, como demuestra el volumen de contratos temporales, y precisó que lo que pasa es que algunos trabajadores salen del mercado laboral "más fácilmente" que otros y "en condiciones distintas".

CRISIS FINANCIERA.

El vicepresidente segundo aseguró que la economía real no funciona si no hay crédito, y que, por tanto, el primer problema a resolver es la vuelta a la normalidad del sistema financiero. "Esto no se ha conseguido todavía, a pesar de los grandes esfuerzos de los bancos centrales y de los países para que las cosas empiecen a funcionar. Algo se ha hecho, pero no estamos donde deberíamos estar", reconoció.

Solbes consideró una "gran paradoja" el intento de los bancos centrales de dar más dinero a la banca para que ésta acabe financiando la actividad de las empresas y de las familias. Sin embargo, agregó, el traslado del crédito desde la banca a las empresas y las familias se está produciendo "muy lentamente".

En cuanto a la actitud crítica hacia Solbes que mantiene el portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, el vicepresidente segundo del Gobierno dijo de él que se ha vuelto un político "populista, que encaja mal con su figura". "Y le tenemos que soportar con esa figura en el Congreso", agregó el vicepresidente.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad