viernes, 20 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

02 de septiembre de 2008

El País

La OCDE reduce cuatro décimas hasta el 1,4% su previsión de crecimiento para la zona euro

La organización estima que la economía europea se estancará y destaca el repliegue y la bajada de precios del mercado inmobiliario español

La OCDE ha rebajado hoy su proyección de crecimiento económico medio de la zona del euro en 2008 en cuatro décimas, para dejarla en un 1,3%, mientras que ha revisado al alza, en seis décimas, la de Estados Unidos, hasta un 1,8%.

Para Japón, la OCDE proyecta ahora un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,2% este año, frente al 1,7% que preveía el pasado junio en su informe semestral de perspectivas.

Las nuevas proyecciones figuran en la evaluación "interina" de las perspectivas económicas a corto plazo de los siete países más industrializados y la zona del euro. Según estos cálculos, el PIB del G7 (los siete países más industrializados) crecería un 1,4% este año, sin cambio sobre lo proyectado en junio pasado.

Donde sí ha habido cambios ha sido en el PIB de Alemania, que crecerá un 1,5%, en lugar del 1,9% previsto en junio; el del Reino Unido, un 1,2% frente a un 1,8%; Francia, un 1% en lugar del 1,8%; Italia, un 0,1% frente al 0,5%, y Canadá, con un 0,8% frente al 1,2% anterior.

"La tormenta en los mercados de capitales, el repliegue de los mercados inmobiliarios y la carestía de las materias primas siguen pesando en el crecimiento mundial", pero "evolucionan rápidamente", ha indicado el economista jefe interino de la OCDE, Jorgen Elmeskov. Los modelos "dejan entrever una fase de debilidad de la actividad hasta fin de año", pero las "incertidumbres" contribuyen a dar una imagen "especialmente poco clara" del panorama, ha advertido.

En este sentido, el organismo internacional destaca que prosigue el repliegue de los mercados de la vivienda y que en Europa la bajada de los precios y de la actividad en la construcción se está dejando notar con especial virulencia en España, Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido, y que el descenso "sensible" de los volúmenes de transacción en otros países anuncia más retrocesos.

Impacto de las medidas fiscales en Estados Unidos

En EEUU, la incertidumbre atañe en particular a la rapidez con la que se disiparán los efectos de las medidas temporales de estímulo presupuestario, ha señalado el economista. En Japón, por su parte, sólo se prevé un repunte "parcial" tras la bajada del PIB registrada en el segundo trimestre, señaló.

Con respecto a la inflación, impulsada por las fuertes alzas de los precios de la energía y los alimentos, ha señalado que hasta el momento los aumentos salariales parecen controlados y ha vaticinado que, si los precios de las materias primas se mantienen a sus niveles recientes -incluido el repliegue del petróleo-, se puede prever una "cierta moderación" de la inflación tanto global como subyacente.

Sobre la crisis financiera, ha opinado que los bancos parecen haber registrado en sus balances "lo esencial de las pérdidas" ligadas a las hipotecas de alto riesgo y que las "perturbaciones financieras persistentes" reflejan cada vez más las "señales de debilidad de la economía real" inducida en parte por la disminución de la oferta crediticia y la bajada de los precios de los activos.

El economista ha advertido, sin embargo, de que "la profundidad y la magnitud definitivas de la crisis financiera son todavía inciertas" y sigue siendo "preocupante" el riesgo eventual de nuevas pérdidas en las operaciones de financiación de viviendas y la construcción.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad