domingo, 16 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

17 de julio de 2008

El País

Solbes ofrece más dinero a las autonomías para reforzar el Estado del bienestar

El Gobierno propone elevar el tramo automático del IRPF, el IVA y los impuestos indirectos y asegura que ninguna autonomía saldrá perdedora

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado hoy que ninguna comunidad autónoma perderá con la propuesta que propone el Gobierno para acometer la reforma del sistema de financiación autonómica, que además garantizará una financiación suficiente para las competencias transferidas a las CC AA y asegurará igual cobertura de las necesidades básicas a todos los ciudadanos.

En una rueda de prensa para presentar las bases de la reforma, Solbes también ha afirmado que el Gobierno podrá poner en marcha recursos adicionales, en función de sus disponibilidades presupuestarias, para reforzar el Estado del Bienestar, y que el reparto se hará según la evolución de la población de las regiones, que ha aumentado de forma destacada en Cataluña, Madrid, Baleares y Valencia.

Solbes ha precisado sobre este punto que no está decidido "cómo se lleva la población de 1999 -año base del actual sistema- a la de ahora" para financiar los servicios de los ciudadanos, lo que amenaza con convertirse en el caballo de batalla de las negociaciones. Además de esta variable, que junto al suelo formará el núcleo duro del nuevo sistema, otras como la lejanía, la inmigración o la dispersión, podrían ser tenidas en cuenta si se logra un acuerdo en las negociaciones.

Tal y como se recoge ya en los textos de algunos de los Estatutos aprobados, el ministro ha propuesto una cesión en torno al 50% en el IRPF, el IVA, y los Impuestos Especiales a las comunidades. Si bien, en cuanto a estos últimos, el propio Estatut de Cataluña contempla una cesión del 58%, por lo que el secretario de Estado de Economía y Hacienda, Carlos Ocaña, ha admitido que se trabaja bajo esta hipótesis.

Actualmente, la división está fijada en un 60% del IRPF para el Estado y un 33% para las autonomías, el IVA se reparte en un 65 y un 35% y, los impuestos indirectos que se cobran por la gasolina, alcohol o tabaco, en un 60 y un 40%.

Un proceso de negociación "difícil" a partir de septiembre

El vicepresidente económico ha destacado que el modelo que propone el Gobierno, que será actualizado anualmente, pretende recoger los elementos "aceptables" de las posiciones trasladas al Ministerio por las CC AA después de una "intensa" primera ronda de contactos bilaterales, aunque ha augurado un proceso de negociación "difícil" a partir del mes de septiembre.

Además del incremento de la cesión de los impuestos ya mencionados, ha apuntado que la reforma incrementará la capacidad normativa de las comunidades y se ampliará la participación y colaboración tributarias en el marco de una mayor coordinación con la Administración General del Estado.

Por último, ha asegurado que para alcanzar el acuerdo será necesario un esfuerzo por parte de todos los agentes que intervienen en la negociación, al tiempo que confió en fijar los principios básicos de la reforma en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se celebrará el próximo 22 de julio, para comenzar la negociación "real" en septiembre y tener cerrado un nuevo modelo antes de que finalice el año.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad