viernes, 15 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

03 de junio de 2008

El País

Solbes afirma que España crecerá en torno al 2% si el petróleo sigue por las nubes

El ministro reconoce que el IPC no bajará del 3,5% a final de año y que habrá que "ajustarse el cinturón"

El continuado alza del petróleo en los mercados internacionales está complicando la vida a pescadores, transportistas y compañías aéreas, amén de los perjuicios que causa entre los conductores, que han visto como llenar el depósito cuesta hasta 17 euros más que hace un año, pero también amenaza con agudizar la desaceleración que sufre España y echar por tierra las previsiones del Ejecutivo para este año.

De hecho, el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha afirmado hoy con extrema cautela que la economía crecerá alrededor del 2% este año y que la inflación se situará en el entorno del 3,5% si se mantienen el encarecimiento del crudo, que la semana pasada rompió todos sus récords sobre los 135 dólares.

Durante una entrevista concedida a RNE, Solbes ha admitido que la economía española podría crecer tres décimas menos de lo previsto en la última revisión realizada por el Ejecutivo, en la que se fijó un crecimiento del 2,3% para el conjunto del año, poniendo de relieve que hasta en el seno del Gobierno no las tienen todas consigo en cuanto a que la situación puede todavía empeorar.

En sentido, no obstante, el vicepresidente se ha mostrado confiado en que el paquete de ayudas aprobado recientemente -como la nueva devolución de 400 euros- ayudará a capear el temporal con su puesta en marcha a lo largo del segundo semestre de este año.

Dependiendo del precio del petróleo, el vicepresidente segundo del Ejecutivo ha insistido en que el dato final de crecimiento de la economía se situará en el entorno del 2%, pudiendo oscilar entre el 2,1% y el 2,3%. "Creemos que esa será la cifra más realista de crecimiento este año", ha precisado.

Solbes ha rechazado de nuevo que España esté atravesando un periodo de crisis económica o de recesión porque, según recordó, el país creció un 2,7% en el primer trimestre, cifra que, a su parecer, podrá reducirse "algo" en los próximos trimestres y situarse entre el 2% y el 2,5%. "No estamos hablando de una situación ni de recesión ni de crisis en términos generales", ha enfatizado antes de asegurar que España está "capeando el temporal".

No obstante, tras admitir que algunos españoles tendrán que "ajustarse el cinturón" porque la corrección está siendo "más rápida de lo que se imaginaba", ha reconocido que también hay dificultades en algunos sectores específicos, como la construcción o la venta de automóviles, sectores que, según Solbes, ponen de manifiesto que los excesos de los últimos años "se están corrigiendo" en el presente.

En este sentido, Solbes ha quitado hierro al dato conocido ayer de que la venta de coches, uno de los elementos clave en la evolución del consumo y, por extensión, del crecimiento, ha caído un 24% en mayo. Así, ha asegurado que este descenso es una "vuelta a la normalidad", consecuencia de un ajuste tras los altos crecimientos de los últimos años. Al igual que en Alemania, ha añadido, "la gente en vez de comprar coche este año lo hará el que viene y ello produce un cierto ajuste entre los ciudadanos".

Sobre las peticiones del sector de reeditar medidas de estímulo como el Plan Prever, Solbes ha indicado que no cree que estas medidas "de tipo general tengan un gran impacto, porque al final trasladan el beneficio al vendedor" y no tienen efecto en términos de consumo adicional.

Ayudas a la modernización del parque automovilístico

El titular de Economía, no obstante, ha apuntado que su departamento estudia con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio medidas encaminada a facilitar la renovación y modernización del parque automovilístico, pero, ha matizado, son actuaciones en esa línea y no determinadas por un impulso a la demanda.

Sobre otro de los temas actualmente en el candelero, la próxima subida de la luz, el ministro ha asegurado que la tarifa eléctrica deberá ir aproximándose al coste real de la energía para reducir el déficit de tarifa, si bien no se cargará sobre las familias con más dificultades.

En este sentido, Solbes ha añadido que la subida estará más cerca de la inflación que de la propuesta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que reclama un 11%. En cualquier caso, ha resumido que están "trabajando para buscar la mejor solución para todos pero el coste de la energía está por debajo de lo que nos cuesta la producción".

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad