viernes, 05 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

08 de mayo de 2008

El País

El BCE mantiene los tipos en el 4% pero en "alerta permanente" frente a las turbulencias

El instituto emisor deja inalterado el precio del dinero en su nivel más elevado de los últimos seis años

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha reiterado hoy la existencia de un grado "inusualmente elevado" de incertidumbre derivado de las turbulencias financieras, por lo que ha asegurado que el organismo está en "una posición de alerta permanente" frente al deterioro económico.

A pesar de este aparente mensaje a favor de una rebaja del precio del dinero que reactivaría los mercados, la constatación de que el crecimiento económico de la eurozona se mantiene a un nivel moderado y, sobre todo, la presencia de fuertes presiones inflacionistas al alza a corto plazo, han llevado al BCE a mantener hoy los tipos de interés en el 4%.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del BCE, en la que el Consejo de Gobierno de la entidad decidió "unánimemente" mantener el precio del dinero en el 4%, el banquero reiteró el carácter "prioritario" de mantener la estabilidad de precios y lograr el anclaje de las expectativas de inflación, por lo que señaló que la institución "mantendrá una estrecha vigilancia" al respecto.

"Las tasas de inflación se mantendrá elevadas por un prolongado periodo de tiempo, para posteriormente declinar gradualmente. Las últimas informaciones confirman nuestras valoraciones de que los riesgos al alza sobre la estabilidad de precios prevalecen en el medio plazo", ha asegurado Trichet.

En este sentido, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro ha reiterado que la institución permanece constantemente alerta y lista para cumplir su mandato de garantizar la estabilidad de precios y evitar la materialización de efectos de segunda ronda.

Además, el banquero galo ha vuelto a pronosticar que la inflación armonizada de la eurozona se mantendrá significativamente por encima del objetivo del 2% en los meses venideros para moderarse a finales de año.

Por ello, Trichet ha vuelto a mostrar su preocupación por la vinculación de salarios e inflación en algunos países, así como por la capacidad de las empresas en algunos sectores poco competitivos para fijar precios, lo que eleva el riesgo para las expectativas de inflación.

Pero frente al alza de los precios, que golpea sobre todo los productos alimenticios básicos y los combustibles, los trabajadores consideran legítimo exigir un aumento consecuente de su ingreso para compensar las pérdidas en el poder adquisitivo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad