lunes, 08 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

03 de abril de 2008

Invertia.com

Confianza del consumidor retoma su caída en marzo por pesimismo en economía

La confianza del consumidor descendió en marzo 3,7 puntos respecto al mes precedente, hasta 73,1 puntos, tras la subida puntual de febrero, según el indicador difundido hoy por el Instituto de Crédito Oficial.

El Instituto explica esta caída por el descenso del indicador parcial de expectativas, de 6,3 puntos, debido a las previsiones de los consumidores sobre la evolución de la economía española, que empeoraron en 10,1 puntos.

Sin embargo, la valoración de la situación actual de la economía repuntó levemente, en 0,3 enteros. Así, el indicador parcial de situación actual, que mide la percepción de los consumidores sobre el estado de sus bolsillos a día de hoy, sólo se redujo en 1,1 puntos.

En los últimos doces meses, la confianza del consumidor descendió 16,4 puntos como consecuencia de la caída del indicador de situación actual, de 25 puntos y, en menor medida, del de expectativas, que bajó 7,8 puntos.

El presidente del organismo, Aurelio Martínez, aseguró en rueda que prensa que la continua disminución de confianza desde el segundo semestre de 2007, con la única excepción del pasado febrero, refleja la desaceleración en el crecimiento del consumo de los hogares previsto para los próximos meses.

No obstante, precisa que esta cifra aún se encuentra por encima del mínimo histórico registrado en enero, lo que, a su juicio, indica a que esta moderación del consumo tendrá un carácter gradual y compatible con la evolución del PIB prevista para 2008.

Martínez insistió en la necesidad de considerar las medias móviles trimestrales en el análisis del estudio, ya que "suavizan" las pautas de caída y revelan además una estabilización en la evolución de este indicador desde principios de año, si bien admitió que, en lo referente a las expectativas, "aún queda recorrido a la baja".

El presidente del ICO señaló que la rebaja de las estimaciones de crecimiento de la economía española por parte de diversos organismos, el último de ellos el Banco de España, se ha acabado plasmando en la confianza del consumidor, y en este sentido eludió anticipar el comportamiento del índice en el futuro. "Ya veremos l oque pasa el mes que viene", aseguró.

No obstante, recalcó que la reducción de la tasa de crecimiento reflejada por el Banco de España al 2,4% "no es un mal dato" y permite a España partir de una "situación privilegiada" frente a otros países del entrono europeo, e incluso a Estados Unidos. Asimismo, incidió que los instrumentos de predicción de los servicios de estudios, incluido el Banco de España, "no son tan precisos" y tienen un "margen de error" de varias décimas.

300.000 EMPLEOS AL AÑO

También las expectativas futuras de generación de empleo descendieron durante el último mes, concretamente en cinco puntos. En este sentido, Martínez resaltó que una tasa de creación de empleo española del 3% durante los últimos años no era combinable con un aumento de la productividad inferior al punto porcentual.

Asimismo, aseguró que el giro de modelo productivo hacia la industria mejorará la productividad "sustancialmente" en los próximos años por encima del 1,1%, si bien la tas de generación de empleo bajará al 1,5%. "Eso significaría crear unos 300.000 puestos de trabajo, lo cual no es un mal dato si se cumple", señaló Martínez.

PRIMERA CAÍDA EN 5 MESES DE LA EXPECTATIVA DE INFLACIÓN

Por primera vez en cinco meses, empeora la percepción sobre la evolución de los precios de aquí a un año, tras marcar un mínimo histórico en el mes anterior, si bien las expectativas de subida de los tipos de interés experimentaron una caída de más de seis puntos que le situaron en el nivel mínimo de la serie histórica.

En este sentido, Aurelio Martínez insistió en la "moderación" de estos datos en relación cono los de marzo de 2007, si bien las expectativas de ahorro y de consumo de bienes han empeorado en ocho y cinco puntos respectivamente durante el último mes.

PESIMISMO ENTRE LOS JÓVENES

A la inversa de lo que ocurrió en febrero, los jóvenes de entre 16 y 24 años son los más pesimistas de entre los consumidores españoles, en especial en lo referente a sus expectativas a seis meses, que cayeron 17 puntos.

Asimismo, las grandes ciudades de más de 500.000 habitantes, viendo rebajada su confianza en 16 puntos, si bien ésta se se incrementó entre los grupos provinciales con una renta per cápita más elevada.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad