viernes, 05 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de febrero de 2008

EL País

La economía española creció un 3,8% en 2007

La desaceleración económica reduce el avance del PIB al 3,5% en el cuarto trimestre por el menor aporte de la demanda nacional y la construcción. -El empleo se ralentiza al 3% y la productividad sube un 0,8%

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado hoy que la economía española se desaceleró hasta el 3,5% en el cuarto trimestre de 2007 por el debilitamiento de la demanda interna, aunque esto no ha impedido cerrar el año con un avance del 3,8%, una décima menos que en el ejercicio anterior, según los datos de Contabilidad Nacional que ha hecho públicos hoy el organismo.


Según los cálculos del INE, la remuneración de los asalariados ha mejorado un 7,1%
En el lado negativo de la balanza se ha situado la demanda nacional, que ha registrado una fuerte moderación con un aporte de 3,9 puntos, cinco décimas menos que en 2006, mientras que el sector exterior ha experimentado una importante mejora y ha reducido su aportación negativa al aumento del PIB en cinco décimas, hasta los 0,7 puntos, gracias a la mejor evolución de las exportaciones.

Más concretamente, la demanda externa en el conjunto del año ha reducido en cinco décimas su contribución al crecimiento español (0,7 puntos menos frente a los 1,2 puntos del año precedente), fruto de una aceleración de la actividad exportadora y de una desaceleración de la importadora.

Volviendo al mercado interior, el gasto en consumo final de la economía se ha desacelerado cuatro décimas en 2007, hasta el 3,6%, como consecuencia de la moderación del gasto de los hogares (del 3,7% al 3,1%). Por el contrario, el gasto en consumo final efectuado por las Administraciones Públicas ha acelerado su crecimiento tres décimas (del 4,8% al 5,1%).

El instituto sostiene que en un contexto donde la confianza de los consumidores se ha rebajado suavemente, los gastos de consumo de los hogares han reducido su progresión en 2007 a lo largo de todo el año, sobre todo en los bienes de consumo duradero, precisa el INE.

Por lo que respecta a los datos correspondientes al cuarto trimestre, el PIB español ha aumentado un 3,5%, tres décimas menos que el trimestre anterior, lo que según el INE demuestra que la economía española se encuentra en una "fase de desaceleración" debido al debilitamiento del mercado interno aunque sigue entre las más dinámicas ente sus socios de la UE y sólo por debajo de Holanda, que ha crecido un 4,4%. De este lado, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido han crecido menos de un 3%.

Freno a la construcción

En este punto destacan el frenazo de la construcción, sobre todo la residencial, que ha reducido un punto su contribución al crecimiento nacional con un avance del 2,7% frente al 3,8% del periodo anterior. El consumo también se ha moderado, al 2,7% y ha marcado su nivel más bajo de los últimos trimestres.

Igualmente, la formación bruta de capital fijo se ha desacelerado a lo largo de todo el ejercicio nueve décimas con respecto al año anterior (5,9% frente a 6,8% en 2006). Así, mientras la inversión en construcción (4% frente a 6%) y en otros productos (4,2% frente a 4,6%) han moderado su ritmo de crecimiento, la formación bruta de capital fijo en bienes de equipo ha mantenido un comportamiento acelerado (11,6% frente a 10,4%).

En términos nominales, la economía nacional ha empeorado su situación financiera frente al resto del mundo. En concreto, la necesidad de financiación de la economía nacional ha superado en 2007 los 99.000 millones (un 9,5% del PIB), frente a los 79.000 millones del año precedente (8,1% del PIB).

Ralentización en el empleo

En cuanto al mercado laboral, los datos del INE muestran que la remuneración de los asalariados ha mejorado un 7,1% en 2007, cuatro décimas más que en 2006.

Este aumento ha sido consecuencia del crecimiento de seis décimas en la remuneración media, que ha sido parcialmente compensada por una desaceleración de dos décimas en el crecimiento del número de asalariados.

Según el INE, en 2007 se ha registrado una ralentización del crecimiento del empleo con lo que el total de puestos ocupados a tiempo completo ha aumentado un 3% con 550.000 nuevos trabajos, dos décimas menos que en 2006, al tiempo que el incremento de los asalariados ha sido del 3,4%, también dos décimas menos que el año anterior.

La creación de empleo ha sido mayor en la construcción (un 5,7%) y los servicios (el 3,6%), mientras que en el resto de los sectores se han registrado crecimientos negativos, especialmente en la agricultura, en donde ha caído un 1,8%; la energía, un 0,4%, y las manufacturas, un 0,3%.

Como consecuencia del aumento de la actividad agregada y del empleo, la productividad del factor trabajo ha aumentado a un ritmo del 0,8%, una décima más que en 2006.

Como consecuencia de la remuneración media y de la productividad de la economía, el coste laboral medio por unidad de producto ha crecido un 2,7%, cuatro décimas más que en 2006.


El Gobierno destaca el mejor equilibrio del PIB

Ante la cercanía de la cita con las urnas del 9-M y la relevancia que ha adquirido la economía en la campaña, el Ministerio de Economía ha optado por destacar la mejora que se ha producido en la composición del crecimiento de la economía española, a pesar de la desaceleración registrada el pasado año.

En un comunicado, el departamento que dirige Pedro Solbes ha subrayado que el crecimiento del 3,8% registrado en 2007, pese a ser una décima inferior al de un año antes, es el segundo mayor desde el año 2000 y ha superado por primera vez el billón de euros (1,05 billones).

A pesar de su optimismo, el Ministerio ha admitido que el crecimiento del 3,5% del cuarto trimestre confirma el "escenario de desaceleración previsto por el Gobierno", aunque ha recordado que el diferencial de crecimiento de la economía española respecto al del conjunto de países de la zona euro en este periodo se ha situado en 1,2 puntos.

Preocupado por enfatizar los datos positivos del PIB, que haberlos los hay, Economía ha señalado que la productividad ha mejorado un 0,8% en el conjunto del año, "cifra que no se alcanzaba desde 1996", gracias a la progresiva aceleración de este indicador, que en el último trimestre ha alcanzado un crecimiento del 1%.

El Ministerio también ha subrayado que el empleo prosigue su senda de crecimiento, al mejorar un 3%, lo que supone la creación de 550.400 puestos de trabajo, y a pesar de que también se sigue desacelerando, con un crecimiento del 2,5% en el cuarto trimestre.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad