sábado, 08 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

17 de mayo de 2007

Invertia.com

BCE revisa al alza el crecimiento y culpa a salarios del repunte inflacionista

El Banco Central Europeo (BCE) instó hoy a los agentes sociales a que "cumplan sus responsabilidades" para evitar subidas salariales que puedan "crear presiones inflacionistas y perjudicar el poder adquisitivo de todos los ciudadanos europeos".

En su boletín mensual de mayo, publicado hoy, el BCE señaló que los riesgos inflacionistas en la eurozona apuntan al alza y están relacionados, sobre todo, con unos salarios más altos de lo esperado. Los economistas consultados por el Banco Central Europeo (BCE) han elevado sus previsiones de crecimiento para la zona euro para 2007 y 2008.

La entidad europea consideró "importante" que los acuerdos salariales "estén suficientemente diferenciados y tengan en cuenta posiciones de competitividad de precios, el aún alto nivel de desempleo en algunas economías y el desarrollo de la productividad a través de los sectores".

En este sentido, el BCE afirmó que el consejo de gobierno del banco "observa con especial atención" las negociaciones salariales que se desarrollan actualmente en los países que comparten el euro.

Al margen del incremento de los sueldos, la entidad europea señaló que el aumento de las capacidades de producción de las economías de la zona euro, posibles encarecimientos del petróleo y subidas adicionales en los precios administrados y los impuestos indirectos también representan presiones inflacionistas.

Además, "dado el vigoroso crecimiento monetario y del crédito en un entorno de amplia liquidez", prevalecen los riesgos al alza para la estabilidad de precios del medio al largo plazo, según el BCE.

"Por consiguiente, el consejo de gobierno continuará ejerciendo una fuerte vigilancia para asegurar que los riesgos para la estabilidad de precios más allá del medio plazo no se materialicen", apuntó el banco.

La institución europea calculó que "significativos efectos de base" derivados de la volatilidad de los precios de la energía en 2006 influirán fuertemente en la tasa de inflación anual este año.

Por eso, pronosticó una bajada de los precios de consumo en los próximos meses y, hacia finales de año, un repunte que sitúe la inflación interanual alrededor del 2%.

En abril, el Indice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC) se mantuvo en el 1,9% interanual, al igual que en marzo, según los datos de la oficina de estadística europea Eurostat.

Con respecto a la situación económica de la eurozona, el BCE destacó que la expansión de la actividad continuó en el primer trimestre de 2007 y apuntó que son favorables las perspectivas a medio plazo para que el área crezca "en tasas sostenidas".

En su opinión, el crecimiento económico global apoyará las exportaciones del área del euro, a la vez que la demanda interna se mantendrá fuerte, la inversión permanecerá dinámica y el consumo aumentará en línea con la subida real de los salarios.

Los riesgos para estas expectativas están equilibrados a medio plazo y, "en horizontes más largos", permanecen a la baja y está relacionados con factores externos, que incluyen un incremento de las presiones proteccionistas, la posibilidad de nuevos aumentos del precio del petróleo y posibles desarrollos desordenados por los desequilibrios globales.

"Dado el favorable entorno económico, la política monetaria del BCE continúa del lado acomodaticio, con unos tipos básicos de interés moderados, el crecimiento monetario y del crédito vigoroso, y la liquidez en la zona euro amplia según todos los indicadores fiables", dijo la entidad.

El banco europeo mantuvo los tipos de interés en el 3,75% la semana pasada, pero dejó entrever que los subirá el próximo mes en 25 puntos básicos para hacer frente a las presiones inflacionistas que detecta en el área del euro.

Previsiones de crecimiento positivas

Los economistas consultados por el Banco Central Europeo (BCE) han elevado sus previsiones de crecimiento para la zona euro para 2007 y 2008, según el boletín mensual de mayo del banco central.

La previsión media de crecimiento del PIB para 2007 de los expertos consultados es de un 2,5% frente a un 2,1%, mientras que para 2008 se espera un crecimiento del 2,3% frente al 2,1%.

El banco central señala que la revisión al alza es debida a unas mejores previsiones de demanda interna, en particular del consumo e inversión privadas, así como a una mejor previsión de la demanda exterior.

Los riesgos para la previsión de crecimiento son la fortaleza del euro, los precios del petróleo y los desequilibrios globales, según los economistas.

Por otro lado la previsión de crecimiento de inflación para 2007 bajó al 1,9% frente el 2,0%, mientras que la de 2008 se mantiene en el 1,9%.

El BCE tiene como objetivo mantener la inflación por debajo pero cerca del 2% a medio plazo. Pero los economistas consideran que los riesgos inflacionistas siguen al alza, sobre todo por la posibilidad de un rebote de los precios del petróleo y la aceleración de los salarios como consecuencia de el actual ritmo de crecimiento.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad