miércoles, 20 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

18 de abril de 2007

Cinco Días

Solbes califica el mercado de trabajo de 'ineficiente'

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, expresó ayer su preocupación por la alta tasa de temporalidad que sufre el mercado laboral y por las diferencias que se registran en la protección de los trabajadores fijos y temporales.

Un día después de que el presidente del Gobierno presentara en la Bolsa el informe económico correspondiente a 2007, Pedro Solbes comparecía ayer en la Comisión de Economía del Congreso para, entre otras cosas, exponer una visión general de la economía española. El vicepresidente centró una de sus preocupaciones en la fuerte segmentación del mercado laboral, con grandes diferencias en la protección entre los trabajadores fijos y temporales, lo que, en su opinión, lo hace 'ineficiente'. La temporalidad, que afecta a un tercio de los trabajadores en activo, supone una asignatura pendiente para el Gobierno, añadió Solbes, pese al resultado dado por los incentivos del Ejecutivo a la contratación indefinida incorporados a la última reforma laboral. Frente al optimismo que suelen destilar los discursos del ministro de Trabajo, Jesús Caldera, Solbes reconoció que ésta es una situación 'insatisfactoria' y revela que no existe en estos momentos 'un modelo eficiente'.

El pasado lunes, durante el discurso que pronunció en la Bolsa, Zapatero también dedicó un capítulo al problema de la temporalidad y anunció nuevas medidas para incentivar la cantidad y la calidad del empleo, combinando 'la necesaria flexibilidad con protección y seguridad'. No obstante, subrayó que cualquier nueva reforma en este ámbito sólo prosperará si tiene por anticipado el consenso de sindicatos y empresarios.

El vicepresidente insistió en la importancia de ganar productividad y no se mostró preocupado por el elevado déficit exterior, pues el Gobierno entiende que obedece al aumento de la inversión y a las dificultades que hay para financiarla mediante el ahorro nacional. 'La elevación del déficit exterior hasta el entorno del 8% del PIB es consecuencia del débil tono de la economía del área euro, que ha mermado el potencial exportador de España, y de que el precio de crudo ha elevado el coste de las exportaciones', abundó Solbes.

Comportamiento inversor

El vicepresidente recordó que España invierte el 30% del PIB, 'un nivel muy elevado, casi el mayor de la OCDE, y que demuestra que el país tiene confianza en su futuro'. Repasó también la buena marcha de la inversión en bienes de equipo y el alto dinamismo de la construcción, 'donde aumenta más la inversión que no va a vivienda'. En su opinión, el intenso proceso inversor contribuirá al aumento de la productividad.

El portavoz de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, cuestionó la mejora de los indicadores y emplazó al Gobierno a adoptar medidas estructurales de calado y a afrontar una reforma fiscal más ambiciosa de la que acaba de entrar en vigor.

Sin medidas de choque contra el IPC


La lucha contra la inflación no necesita de medidas de choque, dijo ayer el vicepresidente Solbes, pues a la larga se suelen demostrar altamente ineficaces. El ministro de Economía se mostró satisfecho con la corrección gradual de la inflación, pues en su opinión ratifica el acierto de la política económica de no dejarse llevar por la alarma que en algunas fases puede provocar la subida del precio del crudo.

En sintonía con el informe económico de 2007 presentado el lunes por Zapatero, Solbes considera que la inflación no supone en estos momentos para la economía española un problema acuciante. La evolución económica reciente demuestra que en los países que comparten la moneda única y en la Unión Europea a 25 se ha registrado una revisión a la baja de las previsiones de inflación. En el caso de la zona euro son del 1,8% para este año y para el que viene.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad