lunes, 18 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

08 de septiembre de 2007

El País

El Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés en el 3,5%

Trichet deja las puertas abiertas a nuevas subidas en los próximos meses

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener por segundo mes consecutivo los tipos de interés en el 3,5%, después de aplicar en diciembre un incremento de un cuarto de punto, que situó el precio del dinero en el nivel más elevado desde 2001. El presidente de la institución, Jean Claude Trichet, ha afirmado en la rueda de prensa posterior al comunicado que los tipos siguen en niveles "muy bajos" en la eurozona, abriendo las puertas a posibles subidas en los próximos meses.
Además de mantener el precio del dinero, el BCE ha dejado en el 2,5% la facilidad de depósito, que marca la remuneración del dinero, y en el 4,5% la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos europeos.

Trichet ha asegurado en su comparecencia que la política monetaria sigue siendo "acomodaticia", tal y como hizo el pasado mes de enero, y resaltó que continúa siendo necesaria "una fuerte vigilancia" por parte del BCE para que no se presenten riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo.

El presidente del BCE ha explicado que la decisión de mantener el precio del dinero en la zona euro tiene como objetivo garantizar la estabilidad de precios a largo plazo. En su opinión, el paro todavía es demasiado alto en la eurozona y la inflación aumentará a finales de año "como consecuencia de unos efectos de base desfavorables".

Por ello, señaló que el BCE hará un seguimiento "muy estrecho" de las negociaciones salariales con el objetivo de que los incrementos no repercutan negativamente sobre la inflación.

Los tipos más altos en seis años

Los tipos de interés han aumentado 1,5 puntos en algo más de un año y se encuentran en la actualidad en el nivel más alto en seis años. El BCE decidió en diciembre de 2005 poner fin a su política acomodaticia e iniciar un progresivo encarecimiento del precio del dinero, que puso fin a dos años de tipos en el 2%. Trichet, que había insistido en anteriores comparecencias en la necesidad de combatir las presiones inflacionista y el exceso de liquidez en el sistema, había preparado a los mercados para la decisión de hoy, al no recurrir a las expresiones con las que habitualmente adelanta una subida de tipos.

La subida de tipos suele trasladarse al Euríbor, el tipo al que se presta la mayoría de las hipotecas en España, que a finales de enero superó el 4% al marcar un 4,096%, lo que supone el valor más alto desde agosto de 2001.

Posible subida en marzo

Tal y como esperaban los analistas, Trichet ha abierto la puerta a la posibilidad de elevar los tipos el mes que viene o en los sucesivos hasta el 3,75%. Según los expertos, tras la anunciada subida, el responsable de la entidad quedará a la espera de los resultados macroecónomicos para decidir si pone fin o no al actual ciclo de subidas.

El comportamiento de la inflación es el factor que, en opinión de los analistas, más influencia ejercerá sobre futuras subidas. En 2006, los precios aumentaron a un ritmo del 1,9%, por debajo del objetivo de comodidad del BCE, situado en el 2%. Aún así, el BCE estima que la inflación podría situarse durante este año por encima del 2% deseado, debido a un previsible incremento en los salarios y a efectos de segunda ronda relacionados con las pasadas subidas del precio del petróleo.

Crecimiento robusto

Además, el crecimiento parece robusto y podría aconsejar nuevas subidas si los precios se encarecen por encima del nivel actual. El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro aumentó un 2,7% interanual en el tercer trimestre de 2006, dos décimas más que en el trimestre anterior. La masa monetaria M3, que mide el dinero disponible para la compra de bienes y que es utilizada por el BCE como uno de los indicadores más fiables de inflación a corto plazo, registró un incremento interanual del 9,7% en diciembre, cuatro décimas más que en el mes anterior.

Otro factor de influencia es la subida de tres puntos del IVA en Alemania, hasta el 19%. Los analistas aseguran que los efectos de esta medida fueron menores de lo esperado, a juzgar por los primeros resultados macroeconómicos del año. Además, Alemania está aplicando, al igual que Italia, políticas fiscales muy restrictivas.

En cuanto a la relación entre el euro y el dólar, los analistas piensan que la divisa europea seguirá fuerte en 2007 y alcanzará probablemente los 1,33 dólares, lo que podría dañar las exportaciones de Alemania y dificultar las de los países con más déficit comercial, como España o Reino Unido.

En Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed) ha mantenido el precio del dinero en el 5,25% durante cinco meses, tras 17 subidas consecutivas de un cuarto de punto. El Banco de Inglaterra ha mantenido hoy el precio del dinero en el 5,25%.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad