martes, 16 de julio de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de septiembre de 2006

El Mundo

El FMI eleva el crecimiento de España al 3,4% pero alerta de los altos precios inmobiliarios

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado hasta el 3,4% el crecimiento de la economía española para el 2006, aunque alerta de los altos precios inmobiliarios.

La cifra, difundida por el organismo en el informe semestral "Perspectivas Económicas Mundiales" presentado en Singapur, es una décima mayor que la anunciada en abril y coincide con el cálculo hecho en julio por el Gobierno español.

El Fondo espera además que el Producto Interior Bruto (PIB) español aumente un 3% en 2007, dos décimas menos que lo anticipado hace seis meses.

Mientras tanto, el déficit por cuenta corriente seguirá siendo uno de los más altos de Europa, al representar el 8,3% del PIB este año y el 8,7% en 2007, frente al 6,6% y 6,9% de media respectivamente en la zona euro.

El estudio del organismo multilateral alerta también de los altos precios inmobiliarios en España.

"Los precios de la vivienda en España, Irlanda y el Reino Unido siguen siendo elevados", indica el estudio, que advierte de que la situación es más preocupante de lo normal al producirse en un ambiente de tipos de interés al alza.

El crecimiento europeo
Por lo demás, el informe del FMI hace hincapié en que el crecimiento europeo obedece cada vez más al aumento de la demanda interna.

El organismo multilateral prevé que el ritmo de expansión se mantenga estable durante el segundo semestre de 2006 en la zona euro, donde se espera que el PIB aumente un 2,4% este año, por encima del 1,3% de 2005. En 2007, el dato quedaría colocado en el 2%.

Además, la inversión de las empresas seguirá "boyante" en países como Alemania y débil en Italia, donde los niveles de deuda corporativa siguen creciendo y la rentabilidad es débil.

En el capítulo positivo figura también el hecho de que la "sólida" confianza de los empresarios alberga el potencial de generar niveles de inversión y empleo mejores que lo esperado.

En el lado negativo destaca la amenaza de los cada vez mayores desequilibrios globales, entre los que figuran el abultado déficit por cuenta corriente estadounidense y el superávit de países como China.

Con ese escenario como telón de fondo, "Europa está expuesta a la posibilidad de una fuerte apreciación de su divisa, que podría reducir las exportaciones y la inversión", además de originar pérdidas a los inversores y empresas con activos en dólares.

Entre los riesgos en el horizonte están también los elevados precios del crudo, que podrían volver a repuntar, según el FMI.

Además, si la reciente corrección bursátil continúa, dañaría la confianza de empresarios y consumidores.

El Fondo menciona también en su informe la presión que ejercen sobre los sistemas de pensiones y de salud el envejecimiento de la población y recuerda que pese a las reformas emprendidas por Francia, Alemania e Italia es necesario hacer mayores cambios.

En el capítulo monetario, se necesitarán "probablemente" incrementos adicionales de los tipos de interés para mantener la estabilidad de precios. Aun así, el estudio señala que por el momento la inflación está bajo control.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad