domingo, 15 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

06 de septiembre de 2006

El Mundo

Bruselas eleva su previsión de crecimiento para España del 3,1% al 3,5% en 2006

La Comisión Europea elevó hoy su previsión de crecimiento para la economía española en 2006 desde el 3,1% el 3,5%, una décima más que lo estimado por el Gobierno.

La cifra supera en un punto porcentual el avance previsto en el conjunto de la zona euro, que también se ha incrementado en cuatro décimas hasta el 2,5%. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) revisó también esta semana su proyección de crecimiento para los Doce hasta el 2,7% para reflejar el fuerte repunte del primer semestre. Bruselas ha elevado también la proyección de crecimiento para el conjunto de la Unión Europea del 2,3% al 2,7%.

Sin embargo, la gran cuenta pendiente de la economía española sigue dando problemas: el diferencial de inflación con la eurozona supera el punto y medio porcentual. El Ejecutivo comunitario vaticina un incremento del IPC armonizado este año del 3,9% -frente al 2,3% en los Doce- y atribuye esta evolución no sólo al fuerte crecimiento y al encarecimiento del petróleo, sino también a las rigideces en algunos sectores y en el mercado laboral.

En sus previsiones interinas la Comisión Europea explica que la demanda interna seguirá siendo este año la base del crecimiento español e indica que el dinamismo de la inversión en vivienda explica la aceleración de la actividad más fuerte de lo previsto.


Respecto al sector exterior, subraya que España se ha beneficiado de la recuperación de sus principales socios comerciales y, como consecuencia, se ha producido un fuerte rebote de las exportaciones desde comienzos de año.

Sin embargo, augura una aceleración de las importaciones que compensará parcialmente el efecto beneficioso que el alza de las exportaciones ha tenido en el crecimiento.

Aprovechar el momento
Bruselas sostiene que la mejora del crecimiento en Europa está impulsado principalmente por la demanda doméstica y, especialmente, por la inversión.

Respecto a la inflación, la Comisión cree que la energía está detrás de las últimas subidas en la UE, pero indicó que si se excluyen los precios energéticos y los alimentos frescos, el crecimiento de los precios sigue controlado.

Por su parte, Joaquín Almunia, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, instó a los Estados miembros a aprovechar la mejora del ritmo crecimiento para recortar rápidamente los déficit presupuestarios y establecer reformas.

"Este año, el crecimiento económico será el mejor que hemos tenido desde 2000", aseguró. "Utilicemos estos buenos tiempos para continuar con las nuevas reformas estructurales y la consolidación presupuestaria. Sólo de esta forma podremos incrementar el potencial de crecimiento", dijo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad