lunes, 23 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

24 de julio de 2006

El País

El G-6 fracasa en las negociaciones para liberalizar el comercio mundial

Las potencias comerciales no han llegado a un acuerdo sobre las reducciones arancelarias a aplicar a los productos agrícolas e industriales

Los países del Grupo de los Seis (G-6), las mayores potencias comerciales del mundo, han reconocido haber fracasado hoy en Ginebra en sus conversaciones para sacar a la Ronda de Desarrollo de Doha de la parálisis en que se encuentra. De esta manera, Doha, nacida en 2001 con el objetivo de lograr una liberalización del comercio mundial, parece haber entrado en "una crisis real" que puede ser definitiva.

Fuentes diplomáticas han señalado que "ahora estamos en una crisis real", en alusión a la incapacidad de la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Japón, Australia, India y Brasil de llegar a un entendimiento sobre puntos esenciales de las negociaciones comerciales, relativos a la agricultura y a productos industriales.

"Se han suspendido las reuniones que estaban previstas para hoy lunes y también las que el G-6 había anunciado que celebraría la próxima semana", han añadido. Otras fuentes han indicado que "ni estadounidenses ni europeos cedieron en sus posiciones iniciales" sobre la reducción de subsidios internos, los primeros, y en apertura de mercados agrícolas, los segundos.

Representantes y ministros de Comercio de las seis potencias comerciales iniciaron este domingo en Ginebra una ronda de reuniones que estaba previsto continuara hoy. El objetivo era desbloquear el proceso negociador, después del fracaso de sendas reuniones ministeriales que se celebraron con ese mismo fin en abril y junio pasados.

Aunque cualquier acuerdo debe recibir el aval de los 149 países miembros de la OMC, los participantes en las negociaciones reconocen que un entendimiento en el seno del G-6 es indispensable para alcanzar acuerdos en las distintas áreas del proceso. La Ronda de Doha, que se lanzó en noviembre de 2001 y pretendía concluirse a finales de 2004, tiene el propósito de alcanzar acuerdos sustanciales que hagan posible la liberalización del comercio agrícola, industrial y de servicios.

En los últimos meses, las espectativas se centraron en gran medida en el sector agrícola, en el que las naciones en desarrollo piden la apertura de los mercados de los países ricos, a los que también exigen que eliminen sus ayudas agrícolas internas y sus subsidios a las exportaciones. Por su parte, los países desarrollados reclaman al mundo en desarrollo que rebaje sus aranceles a las importaciones de bienes industriales. La suspensión de las reuniones del G-6 revela que, una vez más, ha sido imposible lograr acercamientos en esos aspectos fundamentales.

Por su parte, el director general de la OMC, Pascal Lamy, ha convocado a una reunión para este mediodía a los jefes de delegación de los 149 miembros de esa institución para abordar esta situación. Asimismo, se está a a espera de que los representantes del G-6 expliquen los motivos que han llevado sus deliberaciones al fracaso.

Varios años sin llegar a un acuerdo

La Ronda de Doha fue lanzada en 2001 en Qatar con el objetivo de liberalizar del comercio mundial, que, según estimaciones del Banco Mundial, generaría beneficios en torno a los 100.000 millones de euros anuales. Aunque el grueso de la cantidad derivaría de bienes industriales y servicios, el acuerdo daría un fuerte impulso al desarrollo de los países menos favorecidos, de ahí que la ronda también se llamase Agenda de Desarrollo de Doha. Las negociaciones avanzaron poco desde 2001, con fracasos como el de Cancún en 2003, y Hong Kong, en el pasado mes de diciembre.

Estados Unidos se siente decepcionado

Estados Unidos ha expresado ya su "decepción" por el fracaso de las negociaciones de la Ronda de Doha y su principal negociadora, la representante de Comercio, Susan Schwab, ha pedido que no se retiren ofertas ni se acuse a nadie por la falta de resultados. "Nos sentimos muy decepcionados después de no haber logrado un acuerdo la pasada noche entre el Grupo de los Seis" (G-6), ha dicho Schwab, al tiempo que ha pedido que "nadie caiga en la tentación de retirar las ofertas que hay encima de la mesa"

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad