domingo, 16 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

13 de junio de 2006

El Mundo

El Gobierno admite que es muy 'difícil' que el IPC cierre 2006 por debajo del 3%

Economía atribuye la subida a alza del petróleo y descarta efectos de segunda vuelta

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha admitido que es "extremadamente difícil" que la inflación acabe el año con una tasa inferior al 3%, aunque insistió en que se irá moderando en los próximos meses "siempre y cuando" no siga aumentando el precio del petróleo.

El IPC subió en mayo el 0,4%, lo que situó la inflación acumulada en 2006 al 2,1% y elevó una décima la interanual hasta el 4%. Se trata de la tasa interanual de mayo más alta desde 2001, cuando alcanzó el 4,2%.

El secretario de Estado apuntó que siguen siendo los elementos "volátiles", y especialmente la energía -que explica el 40% del aumento del IPC en el último año- los "artífices" del nivel actual de la inflación, aunque recordó que también influye en buena medida "la pujanza" de la economía y el dinamismo de la demanda interna.

Para Álvaro Lisón, analista de AFI, la subida del IPC está relacionada con el crudo. "El repunte de la tasa de inflación general se debe al petróleo. Es el componente que hasta ahora sigue liderando el aumento de los precios y destaca especialmente el aumento de los precios de los carburantes, que ha alcanzado el 15,6% interanual", dijo Lisón a elmundo.es.

El Partido Popular, por su parte, ha señalado que la tasa de inflación sigue siendo "catastrófica" y está perjudicando "a todo el mundo", tanto a los asalariados como a los ahorradores y a las empresas. El principal partido de la oposición subrayó que "desde mediados de la década de los noventa no se veía en España una inflación" en el entorno de esta cifra "durante tantos meses".

Efectos de segunda vuelta
Vegara destacó que la inflación subyacente, cuya tasa interanual se ha reducido en una décima hasta el 3%, "sigue permitiendo afirmar que no se detectan efectos de segunda vuelta relevantes" -traslado del alza del crudo a otros precios y a los salarios-.

Sin embargo, lo que para el Ministerio de Economía es positivo no lo es tanto para los sindicatos. CCOO considera que la inflación subyacente "se mantiene muy elevada" y "muestra los problemas estructurales de control de precios".

Para esta organización sindical, el Gobierno no reconoce que la inflación está "desbocada" y le insta a tomar medidas y no esconderse en la bondad de algunas cifras macroeconómicas.

Previsiones
En cuanto a las previsiones para lo que queda año, Vegara señaló que los pronósticos sobre los dos próximos dos trimestres "siguen apuntando a un descenso de la inflación" hasta una tasa "cercana" al 3%, aunque no por debajo de esta cifra.

Reconoció, en cualquier caso que, "lógicamente", si se mantiene el precio actual del petróleo, que se ha estabilizado en torno a los 70 dólares el barril, "no se facilitará el ajuste" en el IPC.

Por su parte, Álvaro Lisón, de AFI, espera "que la tasa general se modere e incluso que para el mes de junio descienda al 3,8%. Mientras el crudo no vaya más allá de los 70 dólares por barril habrá moderación".

En el mismo sentido se han expresado las Cámaras de Comercio, que prevén una moderación paulatina para los próximos meses, basada en la menor presión de la demanda interna sobre los precios y en la comparación con los incrementos de 2005, "siempre que los mercados de crudo y el euro lo permitan".

Según las Cámaras, la moderación de la inflación subyacente podría ser reflejo de esa contención, aunque consideran que la inflación "no conseguirá bajar del 3,7%" en 2006.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad