miércoles, 12 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

05 de junio de 2006

Invertia.com

El superávit presupuestario ascenderá al 0,2% del PIB entre 2007 y 2009

El Gobierno aprobó hoy el límite de gasto no financiero del Estado para el año 2007, que se situará en 142.925,69 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,7% respecto al año anterior.

Este techo presupuestario permitirá a la Administración Central cerrar sus cuentas con un superávit del 0,2% del PIB en 2007 (una décima más que la previsión inicial), esto es, 2.057 millones de euros. Además, el Gobierno se ha fijado también como objetivo alcanzar este mismo superávit de dos décimas tanto en 2008 (también mejorando la previsión inicial) como en 2009.

Con la aprobación del límite de gasto no financiero, el Gobierno comienza la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2007, que priorizarán la inversión en I+D+i, en infraestructuras, educación y prestaciones sociales.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Solbes destacó que mantener la estabilidad presupuestaria es "una de las principales preocupaciones" del Gobierno, y señaló que el límite de gasto estimado supondrá llevar a cabo una política fiscal "neutral y prudente".

Además, el ministro afirmó que con las cuentas del próximo año, España contará con el "activo" que supone una política fiscal "prudente", capaz de suavizar las presiones de demanda y de moderar la evolución de la inflación y del desequilibrio de la cuenta corriente.

Los ingresos crecerán un 13,8%
En términos de contabilidad nacional, los ingresos se situarán el próximo año en los 146.208,69 millones de euros, un 13,8% más que lo presupuestado en 2006. Esta estimación incluye ya el impacto de la rebaja del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades que se aplicará a partir del 1 de enero de de 2007, ya que, de lo contrario, los ingresos crecerían el próximo año un 9,2%, según explicó Solbes.

Los gastos, en términos de contabilidad nacional, se situarán en 144.151,69 millones de euros, un 8,8% más, pero tras aplicar los distintos ajustes presupuestarios, se determina un techo de gasto no financiero de 142.295 millones de euros, un 6,7% más. La diferencia entre ingresos y gastos dará como resultado un superávit del Estado de 2.057 millones de euros, el 0,2% del PIB.

"Con este aumento moderado del gasto público se pretende favorecer un crecimiento económico más equilibrado y hacer frente a los retos futuros de la economía española", reiteró Solbes, tras insistir en que la estabilidad presupuestaria es, junto con la mejora de la productividad y la inversión en I+D y las infraestructuras, el eje principal de la política económica del Gobierno.

Además, el Ejecutivo ratificó los objetivos de estabilidad presupuestaria para los próximos tres años, en los que se contempla un superávit del conjunto de las administraciones públicas (Estado, comunidades autónomas, ayuntamientos y Seguridad Social) del 0,7% del PIB en 2007 y del 0,8% en 2008 y 2009.

Rebaja fiscal, una merma del 0,4% del PIB
Estos resultados son consecuencia del superávit del 0,2% del PIB en el caso del Estado para el trienio 2007-2009. En cuanto al próximo año, el ministro precisó que la rebaja del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades supondrá una "detracción sustancial" de ingresos de cuatro décimas del PIB, lo que impedirá que el superávit del Estado se sitúe por encima del 0,5% en 2007.

En cualquier caso, aseguró que la reforma fiscal es "prudente" para evitar cualquier riesgo procíclico o de recalentamiento de la economía española vía demanda interna.

Por su parte, tanto las comunidades autónomas como las corporaciones locales tendrán un déficit del 0,1% del PIB en 2007, para retomar la situación de equilibrio en 2008 y 2009.
En concreto, Solbes indicó que la previsión de las comunidades en 2007 se debe a la situación de déficit comunicada por las regiones de Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña y Valencia, mientras que, en el caso del déficit de las corporaciones locales, es consecuencia de los planes de saneamiento presentados por algunos ayuntamientos, especialmente por el consistorio madrileño.

Por su parte, la Seguridad Social cerrará en 2007 sus cuentas con un superávit del 0,7% y del 0,6% en los dos años siguiente. Solbes apuntó que se trata de un objetivo "prudente", que refleja el "buen" comportamiento de este organismo.

"Unas cuentas públicas saneadas sigue siendo fundamental para garantizar la sostenibilidad del crecimiento económico y hacer frente a algunos retos de la economía, como el mayor envejecimiento de la población y su impacto en las cuentas públicas", insistió.

Una vez aprobado el techo de gasto para 2007, deberá ser ratificado en el Congreso y en el Senado, cámara donde el pasado año fue rechazado por el PP --a cuatro senadores de la mayoría absoluta-- y los partidos nacionalistas, veto que se levantó a su vuelta al Congreso.

Este año, en cambio, con las nuevas alianzas parlamentarias del Ejecutivo, que está priorizando sus relacionados con CiU y PNV, tras la salida de ERC del tripartito catalán y su enmienda a la totalidad contra la reforma fiscal, el Gobierno no tendrá en principio ninguna dificultad para ratificar el techo de gasto en ambas cámaras.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad