sábado, 06 de marzo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

28 de abril de 2006

Invertia.com

La divisa comunitaria bordea máximos de un año frente al dólar

El euro seguía ganando posiciones frente al dólar, sobre todo después de conocerse hoy los datos macroeconómicos que engordaban las agendas a los dos lados del Atlántico y se cruzaba en los 1,262 dólares.

Mientras que las referencias macro que se publicaban en la eurozona sirvieron a la divisa comunitaria para seguir ganando terreno en casi todos sus cruces, al dólar los datos que se conocieron en EEUU le empujaron a depreciarse frente a todas las principales divisas mundiales.
El billete verde llegaba hoy fatigado después de las palabras que el presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, pronunció ayer en el Congreso, y se encontró con que los datos que se conocían hoy no eran, precisamente, favorables a su evolución frente a las principales monedas.

Ayer, Bernanke admitió que el parón en la racha alcista de los tipos de interés que ya anunciaron las actas de la FED hace unos días estaba próxima a llegar. Pese a que el presidente de la máxima autoridad política monetaria de EEUU también aclaró que una pausa no significaba el fin del ciclo de subidas, los inversores decidieron inclinarse hacía las ventas de dólares y las compras de otras divisas. Además, a estas palabras se han unido hoy los datos macroeconómicos que se conocieron al otro lado del Atlántico.

Tal y como vaticinara ayer Bernanke, la economía estadounidense creció entre el 4% y el 5%, en concreto un 4,8% en el primer trimestre, el mayor aumento desde 2003. Sin embargo, este incremento, a pesar de ser el más alto en dos años y medio, se situó por debajo de las estimaciones de los analistas que estimaron que el PIB crecería hasta el 4,9%. Aparte de este dato, en EEUU también se conoció que los costes laborales en el primer trimestre aumentaron un 0,6%, menos de lo que había calculado el mercado.

En la zona euro, las referencias macroeconómicas que se publicaron le dieron mayor ventaja a la divisa comunitaria. Tanto la inflación de la eurozona, que aumentó dos décimas en abril, hasta el 2,4%, como la masa monetaria que subió hasta el 8,6% cuando el mercado se esperaba un crecimiento del 8%, ayudaron a que la moneda única continuase con su racha alcista frente al billete verde.

El IPC en la zona euro aumentó en abril hasta el 2,4% interanual, dos décimas más que el 2,2% registrado en marzo. Además, los indicadores de confianza europeos se incrementaron hasta llegar a máximos de cinco años. Este dato, unido a la aceleración de la inflación hizo pensar a los inversores que el Banco Central Europeo (BCE) tendría que llevar a cabo más subidas en el precio oficial del dinero. A esto hay que unir que el Gobierno alemán, la locomotora de la eurozona, ha elevado previsiones de crecimiento.

Ante este escenario, y poco antes del cierre de los mercados del Viejo Continente, la divisa comunitaria superaba la cota del 1,25, y se situaba en máximos de cerca de un año al cambiarse en 1,2623 dólares y se apreciaba cerca de un 0,7%. El BCE fijaba el cambio oficial en 1,2537.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad