jueves, 21 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

28 de noviembre de 2005

Cinco Días

Las empresas aguardan sin temor la subida de tipos

Las principales patronales del país calculan que en los próximos nueve meses el BCE elevará los tipos de interés en torno a medio punto.

Cuando sólo faltan tres días para que se reúna el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), gran parte de los analistas apuestan porque la entidad apruebe el jueves una subida de 0,25 puntos en los tipos de interés de la zona euro, situados ahora en el 2%.

Las principales patronales del país, incluida la CEOE, tienen asumido que tarde o temprano este alza se producirá (si no el 1 de diciembre sí en la reunión de enero), por lo que dan por descontado este efecto sobre la economía española.

En esta línea, el director del Departamento Económico de la patronal vasca Confebask, Eduardo Arechaga, confía en que la subida de tipos 'no sea muy intensa' y ronde el cuarto de punto. No obstante, alerta del riesgo de que afecte negativamente a la lenta recuperación que se atisba en Alemania y Francia para el próximo año, informa Carmen Larracoetxea.

A su juicio, el impacto de los tipos en la cuenta de resultados de las empresas 'no será preocupante', debido a que en los últimos años las empresas han reducido mucho su endeudamiento. Arechaga apunta a que preocupan más otras materias que presionan más las cuentas de resultados, como los costes laborales y los incrementos de los precios de las materias primas y de la energía. 'Esto sí que preocupa de verdad a las empresas', afirma a Cinco Días.

Con todo, puntualiza que no se puede perder de vista los otros efectos del alza de tipos: 'esa subida afectará más directamente a los ciudadanos, dados el elevado endeudamiento hipotecario, y por extensión podría perjudicar al sector de la construcción'. En este contexto, Arechaga recuerda que en los últimos años la debilidad de la zona euro ha impulsado que el motor económico español sea la demanda interna.

Precisamente son las sociedades relacionadas con la vivienda las que más preocupadas están por el cambio de tendencia en la política monetaria del BCE. Desde la asociación de promotores APCE, se reconoce que la subida de tipos incidirá en el ritmo de venta de viviendas. La patronal considera 'excesivo' el ritmo de 750.000 casas iniciadas en los últimos años por lo que un endurecimiento monetario 'ayudaría' a colocar estas cifras en valores más bajos, en torno a las 600.000, que son los que desea también el Ministerio de Economía. La Asociación Hipotecaria cree que la subida podría contener el alza en el crédito medio por ciudadano, situado ya en 121.000 euros

La patronal de la construcción (CNC), por su parte está más preocupada por otros asuntos como el coste del petróleo. 'El alza de tipos, sobre medio punto, está descontada y será asumible por todos pero lo que nos está afectando más son los altos precios de las materias primas ', señala a este diario un portavoz de CNC. La patronal de concesionarias de obra pública (Seopán) destaca el 'elevado precio del betún asfáltico -ha subido un 50% en un año- lo que 'haría aconsejable que la administración permitiera una revisión de los precios en las obras adjudicadas.

La banca, con un apalancamiento financiero en cifras históricamente positivas, descansa tranquila. Las cajas de ahorro apuestan 'sin temor' por un alza de tipos de 0,25 puntos, según Funcas. Los directivos consultados por agencias como PricewaterhouseCoopers la elevan a 0,5 puntos hasta el verano.

Los exportadores, tras la estela del tipo de cambio


El sector exportador, clave para la recomposición del crecimiento económico español hacia un modelo con más peso en el exterior, mira más a los tipos de cambio y la competitividad de sus mercancías que a los tipos de interés.

'El éxito de una empresa que empieza a exportar se debe, sobre todo, a su conocimiento del mercado al que desea vender sus productos. Los mayores o menores tipos de interés influyen en la financiación pero en este tema es más importante la capacidad para obtener ayudas de la administración y encontrar un nicho en el mercado con posibilidades de futuro', señala Emilio Carmona director del Área de Internacional del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio.

En el campo exportador y si se mira a mercados emergentes como el Este de Europa, China y América Latina, las 'preocupaciones' de los empresarios se encuentran en la evolución del tipo de cambio del euro frente a otras monedas. En los últimas semanas, el euro se ha depreciado frente al 'billete verde' desde los 1,20 dólares a que cotizaba a principios de mes hasta los 1,17 dólares del pasado viernes. Con ello, las exportaciones ganan competitividad, compensando sólo en parte las fuertes alzas de la divisa de trimestres anteriores (ha llegado a estar a 1,26 dólares en mayo).

Confemetal una de las patronales más importantes de la industria española, considera que un alza de 0,25 ó 0,5 puntos es asumible. No lo es, a su juicio 'la trayectoria alcista' de los precios del metal, que llegaron a subir un 4,8% sólo en el primer trimestre del año.

No obstante, el sector cabalga en un 'moderado optimismo' dado el incremento de los pedidos del exterior, 'aunque sigue preocupando la escasa recuperación de los principales países de la UE' , a los que la industria española vende sus productos.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad