martes, 19 de noviembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

21 de noviembre de 2005

El Mundo

La CEOE augura 'efectos paralizantes' ante la subida de tipos de interés

Cuevas defiende que los empresarios prefieren que el Gobierno no legisle si no hay acuerdo en la mesa de diálogo social para la reforma del mercado de trabajo

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), José María Cuevas, ha advertido de los "efectos paralizantes" que sobre el crecimiento de la economía y su actual ritmo de avance tendrá el más que previsible incremento de los tipos de interés apuntado por el Banco Central Europeo (BCE).

Cuevas, que intervino en el Foro Nueva Sociedad, indicó que este freno del crecimiento vendrá por la vía de la reducción del consumo, principal motor económico de los últimos años.

A juicio del presidente de CEOE, dentro de un "balance positivo" de la situación de la economía en los últimos años, se advierten "fracasos", como un crecimiento "desequilibrado" o el mal comportamiento del sector exterior, "fuertes debilidades" de la economía nacional.

Si la competitividad fuera neutral y no restara el sector exterior los 2,5 puntos que resta al avance del PIB, la economía española crecería un 5%, equiparándose con Irlanda, el país de la UE "con más dinamismo" en la captación de inversión extranjera.

Para Cuevas, desde el año 1999, con la incorporación a la eurozona, "acumuladas una pérdida de competitividad importante", tanto por la vía de alza de precios como por los costes laborales.

La reducción progresiva de los tipos de interés "ha amortiguado" este proceso, pero no se debe olvidar, argumentó, que en 2006 el nivel de precios de España será sólo un 5% inferior al de Francia; similar al de Alemania, y un 10% mayor al de Italia.

Reforma laboral

Por otra parte, Cuevas afirmó que los empresarios prefieren que el Gobierno no legisle si no hay acuerdo en la mesa de diálogo social para la reforma del mercado de trabajo.

Cuevas incidió en que el pacto está más cerca con el Gobierno que con los sindicatos. El acuerdo es "posible" con el Gobierno, pero "no tan posible y fácil" con los sindicatos. En este punto, descartó que pueda producirse, como en procesos anteriores, una división entre CCOO y UGT.

En cuanto a la situación actual del proceso, indicó que "no sabemos cuánto va a durar o debe" durar la negociación, ni qué decisión tomaría el Ejecutivo si se ve que no hay opciones para el acuerdo. "Tendrá que ser el Gobierno el que decida si gobierna o se abstiene", sentenció.

Cuevas defendió la propuesta de la patronal. A su juicio, y en contra de lo que se ha interpretado, la idea de modificar los contratos por obra para que sean fijos con una indemnización gradual de despido de 8 días por año por el primer ejercicio de antigüedad, hasta 33 a partir del quinto año, "no significa abaratar el coste del despido", sino aumentarlo para quienes hoy tienen un contrato temporal.

Reconoció, sin embargo, que "ya no tenemos mucha confianza con que se acepte nuestra propuesta", pero se "mantiene la incertidumbre por lo que hará o no el Gobierno". "Lo mejor que nos puede pasar es que nos quedemos como estamos", afirmó.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad