martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de noviembre de 2005

Invertia.com

La Comunidad de Madrid elimina el impuesto de donaciones y exime del de sucesiones al 95% de declarantes

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid acordó hoy enviar al Consejo Económico y Social (CES) el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2006.

En concreto, se establece la bonificación del 99% de la cuota del tributo y se mantiene el 1% restante como instrumento de control de la procedencia del dinero que se dona, con el fin de evitar "posibles fraudes o blanqueos".

Así lo explicó en rueda de prensa la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, quien destacó que Madrid es pionera en implantar esta medida entre todas las comunidades autónomas de régimen común, esto es, excluyendo a País Vasco y Navarra.

La otra novedad del anteproyecto se refiere al Impuesto de Sucesiones y consiste en eximir de la necesidad de tributar al 95% de los padres, hijos, cónyuges y parejas de hecho herederos, al aumentar la base imponible de 50.000 a 100.000 euros.

Además, se mantiene el tipo reducido -4%- del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (el que grava las viviendas de segunda mano) para las familias numerosas y las siete deducciones aplicables en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Medidas "amigables" con negocios y familia

Aguirre, que compareció acompañada de la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo, apuntó que todas las ventajas fiscales recogidas en el anteproyecto podrán beneficiar a más de medio millón de ciudadanos y supondrán un ahorro a los contribuyentes "de entre 250 y 300 millones de euros anuales".

Asimismo, enmarcó estas iniciativas en su filosofía de "no subir ningún impuesto y, en lo posible, bajar algunos", lo que tiene por efecto, según dijo, "aumentar la confianza y hacer que la recaudación suba". En este sentido, consideró que su actuación en el ámbito fiscal es muy positiva "de cara a la atracción de inversiones extranjeras y de la localización de empresas en la región" al tratarse de "un gobierno amigable con los negocios, las empresas y las familias, y que no tiene un afán recaudatorio exagerado".

Para explicar el alcance de las novedades contenidas en el anteproyecto -que, tras obtener el visto bueno del CES, se remitirá a la Asamblea para su tramitación parlamentaria--, la presidenta autonómica puso el ejemplo, en el caso de las donaciones, de un hijo que recibiera de su padre un negocio o empresa familiar valorada en 360.000 euros y que desde 2006 dejaría de pagar 70.731 euros del Impuesto de Donaciones, lo que representa un 20% del bien donado. Esto es, sólo tendría que pagar 707 euros.

También planteó el supuesto de una donación de 60.000 euros, por la que ahora el hijo-donatario pagaría 6.253 euros, mientras que con la medida articulada en la Ley de Acompañamiento ya no tendrá que tributar por este concepto.

Mientras, en el caso de las sucesiones, comentó que dos hermanos que hereden del padre su vivienda habitual valorada en hasta 240.000 euros, una casa en el pueblo de unos 150.000 euros y otros activos valorados en 50.000 ya no tendrían que tributar por este impuesto, una vez aplicadas las reducciones por parentesco y vivienda habitual.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad