domingo, 16 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

07 de noviembre de 2005

Expansión

La demanda de crudo crecerá un 50% hasta 2030, según la AIE

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que la demanda mundial de energía crecerá un 50% hasta 2030.

Durante este periodo será necesaria una inversión de 17.000 millones de dólares (14.387,1 millones de euros) para hacer frente a los 'cuellos de botella' en las capacidades de refino y extracción, según ha declarado hoy Claude Mandil, director general de la AIE.


"La inversión no puede retrasarse", explicó Mandil en el informe Previsión Mundial de la Energía 2005, que destacó la importancia de los recursos de las regiones de Oriente Próximo y el Norte de África, en las que se centra el informe de 2005, en los que será necesario invertir 56.000 millones de dólares anuales de aquí a 2030, el doble de lo que se invirtió en la última década.

La organización reconoce que las políticas de los países consumidores podrían frenar el crecimiento de la demanda y "reducir
la dependencia mundial" de los recursos de las regiones de Oriente Próximo y Norte de África, y estima que la influencia de esta región en las perspectivas sobre las reservas mundiales de energía tendrá duras consecuencias para la economía mundial.

Así, la AIE advierte de que si no cambian las políticas energéticas de los países consumidores, una necesidad que ya pusieron de manifiesto los países del G-8 en su cumbre de julio en Gleneagles, las necesidades energéticas se multiplicarán en los próximos años. Por ello, reclama "una utilización más racional de la energía" y "la sustitución de los combustibles fósiles" por otros tipos de energía.

La AIE, un organismo que forma parte de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), prevé que el precio del barril de crudo se sitúe en los 35 dólares hacia 2010 después de que los recientes intentos por incrementar la producción y la mejora de las capacidades de la industria se trasladen al mercado, teniendo en cuenta que las políticas energéticas actuales de los países analizados no cambiarán. Progresivamente, el precio del barril aumentará hasta los 37 dólares en 2020 y hasta los 39 dólares en 2030.

La organización precisa que ha revisado al alza los precios de referencia de sus previsiones de este año, y la previsión de 2030 es 10 dólares más elevada que la del año anterior, lo que está en relación con el repunte de los precios del crudo en lo que llevamos de año, cuando han llegado a alcanzar los 65 dólares.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad