jueves, 19 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de octubre de 2005

Cinco Días

El BCE alerta de que la inflación puede truncar el crecimiento

Los últimos datos publicados constatan que la carestía del petróleo ha comenzado a pasar factura a la inflación.

El último informe de coyuntura elaborado por el Banco Central Europeo, correspondiente al mes de octubre, reitera que mantendrá una estrecha vigilancia de los riesgos al alza para la estabilidad de precios en los doce países que comparten el euro.

'Es esencial que el incremento actual de la tasa de inflación no se traduzca en presiones inflacionistas más elevadas en el área euro', explica la entidad.

Pese a la inquietud reflejada por el banco en su boletín acerca de la inflación, la entidad europea insistió en que 'continúa sin existir una evidencia clara' de que se estén creando presiones inflacionistas internas en la Europa de los Doce.

Aunque la inflación repuntó en septiembre en la zona euro al 2,5%, tres décimas más que en agosto, el banco europeo decidió mantener inalterado el precio del dinero en el 2%, en la reunión que mantuvo el pasado jueves. De hecho, países como Alemania, Francia o España se encuentran en el nivel de precios más elevado de los últimos años y ayer se conoció que la inflación repuntó un 0,8% en septiembre en Irlanda, hasta alcanzar el 3% anual. La entidad monetaria establece que la tasa de inflación debe situarse cerca, pero siempre por debajo del 2% para garantizar la estabilidad de precios en la zona euro. El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, afirmó tras la reunión del consejo de gobierno que 'el nivel de la política monetaria es aún apropiado' y aseguró que no quería hacer 'un anuncio previo' sobre una subida de los intereses.

En relación con el crecimiento económico del área, el BCE se mostró confiado en que el crecimiento económico del área repuntará en la segunda mitad del año pero insistió en que se mantienen los riesgos a la baja, sobre todo, por los altos precios, del petróleo, los desequilibrios globales y la débil confianza del consumidor. En este sentido, la oficina de estadística de la UE, Eurostat, revisó ayer al alza en una décima su estimación para el crecimiento del PIB en la Unión en el segundo trimestre de 2005, y lo situó en un 0,4% sobre el trimestre anterior.

Vegara teme más del 3,7% a fin de año


El secretario de Estado de Economía, David Vegara, considera que el año terminará en España con una inflación cercana al 3,7%, tal vez 'algo más', debido, sobre todo, a la evolución del precio del petróleo. Así lo dijo en el Congreso tras su comparecencia en la comisión de Presupuestos.

Hoy se conocerá el Índice de Precios al Consumo (IPC) de septiembre. Según el indicador adelantado que difunde el Instituto Nacional de Estadística, se situará en torno al 3,7%. Vegara mostró su preocupación por el diferencial de inflación con la zona euro pero, al mismo tiempo, expresó su confianza en que mejore el año que viene si el precio del crudo se estabiliza en una horquilla de entre 55 a 60 dólares por barril.

El secretario de Estado de Economía descartó que la próxima subida de las tarifas del gas natural vaya a tener un fuerte impacto en la evolución del índice de precios al consumo. A su juicio, ese alza, de entre el 6 y el 18%, afectará de forma 'despreciable' al IPC, 'puesto que la ponderación del gas natural en la cesta global es muy pequeña'.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad