lunes, 23 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

07 de septiembre de 2005

El Mundo

Los sueldos subirán un 4,3% en 2006, una décima menos que este año

Los sueldos de los asalariados españoles crecerán un 4,3% en el próximo año, una décima menos que en 2005, con lo que se mantendrá la tendencia descendente de los últimos dos años.

En 2004, la retribución media -salarios, incentivos y cualquier otro tipo de beneficio- creció el 4,9%, y en 2003 lo hizo el 5,2%, su punto más alto de los últimos años.

Este año, las mejoras más significativas beneficiarán a los directores generales (con un alza estimada del 4,59% en su retribución), al ser los cuadros más altos los más ligados a incentivos por desempeño, seguidos de directores de área y jefes (un 4,5% más), trabajadores del área comercial (4,29% más) y el resto de la plantilla (4,24% más).

Más que en otros países europeos

El incremento medio previsto por Mercer para este año en España supera al de otros países europeos con menores tasas de crecimiento e inflación -dos factores determinantes en la evolución de los salarios- como Alemania (2,3% más), Francia (3% más) y Gran Bretaña (3,3% más), aunque está lejos del 5,1 por ciento estimado para Grecia.

El próximo ejercicio, los mayores incrementos beneficiarán a directores de área y jefes, con aumentos del 4,5% y el 4,4%, respectivamente, seguidos por técnicos comerciales y directores generales (4,2% más) y el resto de la plantilla, cuya retribución aumentará una media del 4%.

Moderación, palabra clave

Para el director de servicios de información de Mercer, Rafael Barrilero, la nota dominante del panorama retributivo español es la "moderación", que se explica por "la necesidad de tener un mercado de trabajo competitivo" frente a la pujanza de las economías de Europa del Este.

Esta moderación contrasta con los "fuertes beneficios" obtenidos por las empresas, que, en palabras de Barrilero, no están "tirando la casa por la ventana" en materia salarial pese a los buenos resultados, algo que, en su opinión, está contribuyendo a mantener la competitividad del mercado laboral.

Otra tesis del estudio es que las compañías están extendiendo los incentivos por desempeño y cumplimiento de objetivos -hasta hace poco reservados a los puestos más altos- al resto de la plantilla, con el objetivo de involucrar a todos los empleados.

Así, cada vez más empresas (el 80%) tienen en cuenta el desempeño individual al retribuir a sus trabajadores; otras variables son el nivel salarial (utilizado por el 58% de las empresas) y los resultados de las compañías (49%).

El estudio, que analiza 176 empresas de todo tipo -incluyendo pymes con más de 200 empleados- de los sectores de gran consumo, Farmacia, Seguros, Automoción, Químico, Consultoría, Transporte y Alimentación, entre otros, destaca que cada vez más empresas (19%) recurren, atraídas por sus ventajas fiscales, a mecanismos de retribución flexible -que elige el propio empleado-.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad