viernes, 07 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de julio de 2005

Cinco Días

El boom de la vivienda dispara los ingresos de las comunidades autónomas

Los tributos recaudados por las comunidades crecen a un ritmo del 23,3%, tres veces más que el 7,6% de alza de los ingresos recaudados por la Administración central del Estado.

Esta diferencia se debe, sobre todo, al boom de la vivienda, que está permitiendo a los gobiernos autónomos exprimir al máximo los tributos ligados a los inmuebles (impuesto de transmisiones patrimoniales y el de actos jurídicos documentados). El incremento recaudatorio se debe, tanto al aumento de tipos de gravamen en estos tributos como al de bases imponibles, por la mayor actividad inmobilaria.

Son datos de la liquidación del sistema de financiación autonómica de 2003 (segundo año con el modelo vigente), hechos públicos ayer por el Gobierno central.

En total, las comunidades obtuvieron ese año del sistema 78.527 millones de euros, un 10,1% más que en 2002. Aunque destaca el crecimiento derivado de los ingresos recaudados directamente por las comunidades, la mayor parte de su financiación procedió de su participación en los impuestos del Estado (IRPF, IVA y especiales). Concretamente, 64.637 millones de los 78.527 del total (el 82%).

Los ingresos de todas las comunidades crecieron por encima del PIB nominal de la economía (7,1%) a excepción de Castilla-La Mancha, 'lo que prueba el dinamismo del sistema de financiación autonómica', según indicó ayer Miguel Ángel Fernández Ordóñez, secretario de Estado de Hacienda, quien, no obstante, reconoció que para los próximos años el modelo deberá mejorarse para hacer frente al incremento de población habido en España en los dos últimos años y a los crecientes gastos sanitarios. Además, el incremento de ingresos no ha sido ni mucho menos homogéneo por comunidades.

Destaca el alza de recaudación en comunidades con mayor nivel de renta y a las que ha llegado población inmigrante (Madrid, Murcia o La Rioja). Sin embargo, en otras como Castilla-La Mancha, Galicia y Castilla y León los ingresos sólo han crecido en torno al PIB nominal.

'Habrá que esperar a tener datos de más años para ver si esta tendencia se consolida', matizó Ordóñez.

Sólo Madrid y Baleares tienen capacidad para autofinanciarse


Pese a que los ingresos de las comunidades crecieron con gran dinamismo en 2003, el fuerte aumento de sus gastos ha hecho necesario que casi todas hayan tenido que recurrir al llamado 'fondo de suficiencia', previsto por el sistema, para hacer frente a sus necesidades de financiación no cubiertas con los ingresos ordinarios.

De hecho, sólo Madrid y Baleares (ver gráfico) tuvieron ingresos suficientes para autofinanciarse en 2003 con los impuestos del sistema, como ya ocurrió el año anterior. Gracias a que tuvieron una financiación excedentaria, pudieron aportar al mismo, 252 y 181 millones de euros, respectivamente, que se repartió entre el resto de territorios. El resto de comunidades tuvo que recurrir al citado fondo de suficiencia, dotado con 24.414 millones de euros, una vez que se incorpora la participación del Estado central.

Quien más se benefició del mismo fue Andalucía (6.716 millones), Canarias (2.434 millones) y Castilla y León (2.328 millones). El fondo de suficiencia es de hecho, un 'potente instrumento de redistribución de la renta', según reconoció ayer Fernández Ordóñez. 'Lo demuestra el que su dotación supere con creces la recaudación obtenida por cualquiera de los impuestos de los que se nutren las comunidades', comentó.

La liquidación del año 2003 se tendrá en cuenta para estudiar la reforma en ciernes del actual modelo de financiación regional.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad