sábado, 08 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de julio de 2005

Invertia.com

La economía podría acelerarse en el segundo trimestre hasta el 3,4%, según Caja Madrid

La economía española mantuvo un "notable dinamismo" y podría acelerar su crecimiento hasta el 3,4% en el segundo trimestre, frente al 3,3% registrado en los tres primeros meses.

El servicio de estudios de la caja previene sin embargo del acusado deterioro del desequilibrio exterior, que se ha convertido en el "principal factor de riesgo para la sostenibilidad del crecimiento en el medio plazo", así como de otros aspectos negativos como la atonía del sector industrial y el riesgo de tensiones inflacionistas en los próximos meses.

El informe destaca que los indicadores disponibles para el periodo comprendido entre abril y junio reflejan un elevado consumo de los hogares, apoyado en la "excelente" evolución del mercado laboral. Se felicita asimismo de que la inversión prosiga una senda de crecimiento acelerado, tanto en el componente de construcción como en el de bienes de equipo, aunque en el segundo caso el impulso se deja sentir principalmente en las importaciones.

En cuanto a la inflación, el servicio de estudios predice que en los próximos meses comience una tendencia alcista "por el impacto de la sequía y el encarecimiento del petróleo", aunque la inflación subyacente , que no tiene en cuenta los elementos más volátiles, suma 15 meses por debajo del índice general y tiende a la baja desde marzo hasta situarse en el 2,5% en junio, el nivel más bajo desde abril de 2004.

Caja Madrid destaca que las empresas mantuvieron en el primer trimestre sus buenos resultados a pesar del incremento del petróleo, "colocándolas en buena situación para acometer proyectos de inversión y consolidar el proceso de creación de empleo iniciado en la segunda mitad de 2004".

Déficit exterior, el principal problema


Este documento encuentra las causas del empeoramiento del déficit exterior en factores coyunturales pero también en "graves problemas estructurales", en especial la prolongada erosión de la capacidad competitiva, fruto de la acumulación de un elevado diferencial de inflación con respecto a la UEM (6,4 puntos porcentuales desde 2000), reflejo a su vez de las reducidas ganancias de productividad.

Además, advierte de que este desequilibrio "sigue evolucionando muy negativamente en lo que va de 2005" y hace hincapié en el contraste entre los pobres resultados del turismo receptor, con una caída de los ingresos del 0,8%, con el elevado dinamismo del turismo emisor, con un alza del 27,4%.

De este modo, señala que España está perdiendo atractivo en los últimos años como destino de inversiones directas, y que la posición deudora neta de la economía española frente al exterior en el primer trimestre aumentó un 22,1% interanual, hasta cerca de 369.000 millones de euros, fruto del "continuo y elevado recurso a la financiación exterior".

En este sentido, el informe explica que uno de los efectos de la incorporación de empleo inmigrante en los últimos años está siendo la creciente salida de remesas hacia el exterior, que entre 2000 y 2004 crecieron más de un 140% y que en el primer trimestre de 2005 crecieron a un ritmo del 8,8% interanual.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad