martes, 11 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

19 de julio de 2005

Invertia.com

La CE avanza un crecimiento "decepcionante" en la eurozona entre abril y junio pero prevé una mejora

El crecimiento económico de la eurozona se espera "decepcionante" en los meses de abril a junio puesto que tanto el incremento de los precios del petróleo como la pérdida de impulso del sector manufacturero mundial han afectado a la confianza.

No obstante, se perciben signos de crecimiento renovado en la economía y varios factores apuntan a una aceleración del crecimiento en la segunda mitad de 2005, en especial, un tipo de cambio del euro más competitivo y el mantenimiento de condiciones monetarias y financieras favorables.


"Hay signos de que la ralentización de la economía mundial está aproximándose a su fin y el comercio mundial está creciendo de nuevo", manifestó el directo general Ecofin de la Comisión, Klaus Regling. Además, el reciente ajuste del tipo de cambio entre el euro y el dólar impulsa la exportación de las empresas y las condiciones monetarias y financieras siguen siendo favorables y se acompañan en la actualidad de signos de una confianza cada vez mayor según datos de la encuesta. "Teniendo en cuenta todos estos elementos es probable que el crecimiento vuelva progresivamente al valor potencial en el transcurso del año", manifestó.

El último informe trimestral centra asimismo su atención en las diferencias de crecimiento de la zona euro, para concluir que, aunque no son inusualmente altas desde una perspectiva histórica o en comparación con los Estados Unidos, requieren una actuación urgente por parte de algunos Estados miembros para poder corregir problemas y deficiencias estructurales bien arraigados.

Diferencial de crecimiento

Aunque el panorama es relativamente satisfactorio al nivel cíclico, con una alineación cada vez mayor de los ciclos económicos nacionales, las persistentes diferencias en el crecimiento a largo plazo se han convertido en fuente de preocupación, particularmente porque no pueden explicarse por el rápido crecimiento de economías en proceso de nivelación.

Esta persistencia indica, asimismo, que están funcionando de manera decepcionante y lenta los mecanismos que deberían facilitar el ajuste de las distorsiones económicas, por ejemplo, las oscilaciones de la competitividad. Remediar esto requiere mejoras en el funcionamiento de los mercados laborales y una competencia cada vez mayor en los mercados de productos.

El informe señala en concreto que una de las razones de las diferencias en los índices de crecimiento puede residir en la fragmentación de los mercados hipotecarios y de la vivienda, que es el segundo foco de atención del informe trimestral. Un análisis de la situación demuestra que la sincronización de los precios de la vivienda en los Estados miembros sigue siendo relativamente limitada. Además, el impacto de los precios de la vivienda en la actividad económica varía considerablemente de un país a otro y es particularmente reducido en algunos de los grandes Estados miembros.

La vivienda y la fortaleza económica

Los precios reales de la vivienda en la zona del euro han experimentado un incremento notable desde finales de los años 90, en gran parte, debido a la caída de los tipos de interés. Sin embargo, no han sido necesariamente una fuente relevante de fortaleza económica, al contrario de lo que ocurre en el Reino Unido o los Estados Unidos.
Esto puede explicarse por el hecho de que en Estados Unidos son más frecuentes la refinanciación de las hipotecas cuando caen los tipos de interés y la liberación de capital a través de las hipotecas de las viviendas, con la consiguiente creación de renta disponible. Una mayor integración y liberalización de los mercados hipotecarios en la zona del euro contribuiría a reducir las diferencias en la transmisión de los impulsos monetarios y a facilitar la política monetaria común, indica el informe publicado la víspera de que el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, presente una iniciativa para mejorar el mercado europeo de hipotecas.

Después de un período de convergencia en los años 90, los precios de la vivienda dentro del área del euro han divergido otra vez desde 1997. Las diferencias nacionales también son substanciales al observar la relación entre los precios de la vivienda y el crecimiento. En España, Países Bajos y Finlandia es una relación intensa, mientras que en otros como Bélgica, Alemania e Italia, no.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad