jueves, 25 de febrero de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

21 de junio de 2005

Invertia.com

El Estado registró un superávit de 7.215 millones hasta mayo, un 0,85% del PIB

El Estado registró en los cinco primeros meses del año un superávit en términos de Contabilidad Nacional -criterio utilizado por la Unión Europea para hacer comparaciones homogéneas- de 7.215 millones de euros.

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, explicó hoy en rueda de prensa que este resultado fue consecuencia de un crecimiento de los ingresos del 13%, hasta 52.533 millones de euros, mientras que los gastos totalizaron 45.318 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,6%.
En términos de caja -que computa los ingresos y pagos cuando realmente se efectúan y no cuando se comprometen, como hace Contabilidad Nacional-, el Estado registró un superávit hasta mayo de 3.489 millones de euros, por encima de los 2.371 millones registrados en los cinco primeros meses de 2004.

Fernández Ordóñez destacó que el superávit logrado hasta mayo está en línea con el obtenido en ejercicios anteriores y obedece, principalmente, a la buena evolución de los principales impuestos, como el IRPF, Sociedades e IVA. Además, resaltó que el saldo de las operaciones no financieras del Estado sigue siendo positivo, pero que se ha moderado en comparación con el acumulado hasta abril y lo seguirá haciendo en los próximos meses.

Por el lado de los ingresos, la recaudación neta hasta mayo ascendió a 70.537 millones de euros, un 12,4% más que en 2004. Los impuestos directos y cotizaciones sociales se elevaron hasta los 30.071 millones de euros, un 16,1% más, con importantes aumentos en el IRPF, que creció un 14,4%, hasta los 23.481 millones de euros, y especialmente, en el Impuesto sobre Sociedades, cuyos ingresos sumaron 5.744 millones de euros, un 31,2% más.

Fernández Ordóñez explicó que la recaudación del IRPF creció gracias a los ingresos obtenidos por retenciones del trabajo (en términos homogéneos aumentó un 11%), mientras que los ingresos del Impuesto sobre Sociedades aumentaron como consecuencia del menor número de devoluciones.

El mayor control retrasa devoluciones del IVA

Por su lado, los ingresos por impuestos indirectos alcanzaron hasta mayo los 35.240 millones de euros, un 14,9% más que el año anterior. En el IVA, la recaudación se elevó hasta 26.767 millones de euros, un 18,7% más que en 2004, debido al retraso de las devoluciones por el mayor control del fraude, un hecho, que según Fernández Ordóñez, tiene un efecto transitorio en la recaudación y que desaparecerá en los próximos meses. De hecho, dijo que, en términos homogéneos, los ingresos por IVA están creciendo al 10,4%.


Igualmente, los impuestos especiales alcanzaron los 7.344 millones de euros, con un crecimiento del 2,9%. Dentro de este capítulo, destaca la recaudación del Impuesto sobre Hidrocarburos, que creció un 0,5% (4.113 millones de euros) y la del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, con un aumento del 5,5% (2.388 millones de euros).

Por el lado de los pagos, los no financieros representaron hasta mayo un total de 49.880 millones de euros, con un incremento interanual del 12%. Los gastos financieros ascendieron a 9.046 millones de euros, un 26% más, como consecuencia del distinto calendario de vencimiento en los intereses de la deuda; mientras que las transferencias corrientes crecieron un 11,4%, debido a la mayor aportación española al presupuesto de la UE y a las transferencias a las comunidades.

Los pagos por gastos de personal se elevaron hasta los 7.576 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,3%, debido en gran parte a los pagos efectuados a las clases pasivas para financiar la paga extra por la desviación del IPC. Por el contrario, en el capítulo de gastos corrientes en bienes y servicios se realizaron pagos por importe de 1.297 millones de euros, un 13% menos que en 2004, como consecuencia de la caída de los gastos electorales.

En las operaciones de capital, destaca el aumento del 14,8% de los pagos destinados a financiar inversiones reales, especialmente los realizados en inversiones civiles. Fernández Ordóñez añadió que este aumento es "muy importante", pero que habrá que esperar al final de año para ver el comportamiento real de las inversiones.

Con todo, el Estado obtuvo una necesidad de endeudamiento de 2.155 millones de euros, frente a los 7.762 millones en el mismo periodo del año anterior. Descontando las posiciones activas de tesorería, la posición financiera del Estado en lo que va de año mejora en casi 1.500 millones de euros.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad