domingo, 15 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

15 de junio de 2005

Invertia.com

El déficit por cuenta corriente se duplicó en el primer trimestre, hasta 14.767 millones

El déficit por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, ascendió a 14.767,9 millones de euros en el primer trimestre del año.

Este incremento del déficit por cuenta corriente se debió, principalmente, al aumento del déficit comercial, que se elevó un 51,38%, hasta 14.736,5 millones. Las exportaciones de mercancías aumentaron un 1,7% entre enero y marzo, mientras que las importaciones crecieron un 12,3%.

El déficit de la balanza de rentas aumentó un 60,2%, al pasar de 2.568,6 millones de euros en 2004 hasta 4.114,3 millones en los tres primeros meses de 2005. En la balanza de servicios, el superávit acumulado descendió ligeramente hasta 3.049,6 millones de euros como consecuencia de la reducción del superávit de la rúbrica de turismo y viajes, que disminuyó un 13,2% en el primer trimestre, hasta situarse en 4.087,5 millones de euros.

La disminución del déficit de los otros servicios un 26,10% sólo pudo compensar parcialmente la evolución del saldo de turismo y viajes, mientras que el superávit acumulado por la balanza de transferencias se redujo un 38,16%, hasta 1.033,3 millones de euros. La cuenta de capital acumuló en el primer trimestre un superávit de 1.204,8 millones de euros, un 2,1% más que en el mismo período de 2004 a pesar de la disminución de los ingresos en concepto de transferencias de capital de la UE, principal partida de esta rúbrica.

El saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, es decir, la capacidad o necesidad de financiación de la economía, mostró una necesidad de financiación de 13.563,2 millones de euros en los tres primeros meses de 2005, lo que suponer duplicar la contabilizada en igual período de 2004, que ascendió a 6.145,9 millones.

Por su parte, la cuenta financiera, excluido el Banco de España, registró entradas netas por valor de 12.178,7 millones de euros, superiores a las entradas netas de 11.567,0 millones del período enero-marzo de 2004. En consecuencia, los activos del Banco de España frente al exterior disminuyeron en 1.258,2 millones de euros, en contraste con el aumento de 4.850,5 millones de euros registrado en el mismo período de 2004.

Inversiones directas y de cartera

Las inversiones directas hasta marzo dieron lugar a flujos netos de salida de 4.870,2 millones de euros, por debajo de las salidas netas de 5.977,4 millones contabilizadas en mismo período de 2004. Las inversiones directas de España en el exterior registraron salidas de 9.111,1 millones de euros, que superaron ampliamente las entradas de las del exterior en España, que ascendieron a 4.240,9 millones.

Las inversiones de cartera dieron lugar a flujos netos de entrada, por valor de 28.144,2 millones de euros, por encima del importe contabilizado en igual período de 2004 (23.867,9 millones). Estas elevadas entradas netas fueron el resultado de las adquisiciones por parte de no residentes de activos emitidos por residentes (35.510,9 millones de euros) significativamente superiores a las compras por residentes de activos emitidos por no residentes (7.366,8 millones de euros). Por su parte, los flujos netos de salida acumulados por las otras inversiones hasta el mes de marzo ascendieron a 9.489,2 millones de euros, por encima de los contabilizados en idéntico período de 2004 (6.434,4 millones).

Las otras inversiones de España en el exterior acumularon salidas de 23.507,4 millones de euros, que fueron parcialmente compensadas por las entradas del exterior en España de 14.018,2 millones. Las operaciones con instrumentos financieros derivados originaron, en los tres primeros meses del año, salidas netas de 1.606,0 millones de euros, en contraste con las entradas netas registradas en igual período de 2004 (110,9 millones).

Revisión de la serie histórica

Por otra parte, el Banco de España ha revisado la serie histórica de las principales rúbricas de la balanza de pagos del periodo 1995-2004, tras la actualización de la Contabilidad Nacional de España con la nueva base 2000 realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según los nuevos datos, la capacidad de financiación de la economía española en 1995 pasa a ser en torno a 2.000 millones de euros inferior al cálculo anterior, situándose en 3.032 millones de euros, mientras que en 2004 la necesidad de financiación se incrementa en 5.000 millones, aproximadamente, hasta alcanzar 35.903 millones.

El déficit comercial se amplía, en media, en 1.252 millones de euros. El superávit de la balanza de servicios experimenta una reducción de 2.598 millones de euros, de los que 1.521 millones de euros son resultado del menor superávit de la rúbrica de turismo y viajes. Por su parte, el déficit de rentas aumenta en 652 millones de euros en media, aunque este dato está muy influido a la baja por el del año 1999, sin el cual la media se situaría en 970 millones de euros, según las nuevas estimaciones del Banco de España.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad