jueves, 19 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de mayo de 2005

Expansión

Rato dice que el BCE debe prepararse para reducir los tipos de interés

El director gerente del FMI considera que el Banco Central Europeo deberá actuar si aparecen signos de “una mayor debilidad”. Cree que será perjudicial imponer restricciones a la jornada laboral en la UE y limitarla a 48 horas.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, asegura que los últimos datos económicos de Europa confirman el pronóstico que el FMI publicó hace mes y medio de un crecimiento en la zona del euro del 1,6%, muy por debajo del crecimiento estadounidense del 3,6% para 2005. “La alternativa al crecimiento norteamericano no se materializa”, dice.

El director gerente del FMI reitera que el Banco Central Europeo (BCE) debe estar preparado en este contexto para reducir los tipos de interés, ahora situados en el 2%, si aparecen signos de “una mayor debilidad”. El BCE, sin embargo, ha descartado un recorte de tipos.

No obstante, Rato –en una entrevista con EXPANSIÓN durante una gira que realiza esta semana por el África subsahariana– explica que es la falta de nuevas reformas estructurales, y no la política monetaria, lo que explica los problemas de crecimiento de la región. “Donde si se puede hacer una crítica es que Europa aunque ha hecho reformas laborales que han funcionado, sigue poniendo restricciones excesivas a la movilidad y a la iniciativa por buscar o encontrar empleo”.

Sin temor
El FMI no comparte el temor del mercado de que la economía mundial se está frenando. Al contrario, mantiene su previsión de crecimiento este año del 4,3%, el mismo que anticipó durante su última reunión, celebrada en Washington a mediados de abril, gracias a la fortaleza de EEUU y China. “No vemos una desaceleración”, dice.

Asimismo, el Fondo ve la propuesta para fijar un límite de 48 horas semanales para la semana laboral en la UE como un error que podría perjudicar el crecimiento en la región, actualmente muy por detrás del estadounidense.

Rato asegura que fijar el límite en 48 horas situará a Europa justo “en la dirección contraria a lo que está pasando en el mundo”. “Sólo tenemos que ir a Asia y ver lo que está sucediendo”, explica. Y afirma que la reforma “envía el mensaje equivocado”, justo cuando hay señales de debilidad en algunos países europeos.

El Parlamento Europeo ya ha aprobado la reforma para fijar el límite en las 48 horas, que hasta ahora varios países han eludido. El primer ministro británico, Tony Blair, lanzó una campaña para frenar la reforma en el Consejo Europeo, dada la fuerte oposición de las empresas británicas.

Rato ve incomprensible que algunos parlamentarios en Bruselas hayan recurrido al modelo social del Estado de bienestar europeo como justificación del límite. “No sé qué modelo social se defiende prohibiéndole a la gente hacer más”, dice Rato, quien añade: “No estamos hablando de las condiciones laborales que estamos viendo en estos países que estamos visitando [África occidental], estamos hablando de 48 horas a la semana. Mucha gente que conozco trabaja más de 48 horas”.

La medida cuenta con un fuerte respaldo sindical en Francia y Alemania.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad