domingo, 09 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

09 de mayo de 2005

El Mundo

El G10 mantiene las previsiones de crecimiento global pero ve riesgo en el crudo

El grupo del G10 mantiene sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2005 alrededor del 4%, aunque observa riesgos a la baja derivados del elevado precio del petróleo.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo al término del encuentro del G-10, que reúne cada dos meses a los países más industrializados del mundo, que se mantienen inalteradas las incertidumbres y la constelación de desequilibrios para la economía mundial señalados hasta ahora.

En este sentido, el banquero francés aseguró que el precio del petróleo actual, que se encuentra alrededor de los 50 dólares, tiene un efecto más depresivo sobre la economía que si se encontrara a 45 dólares.

El precio del barril de crudo Brent, de referencia en Europa y para entrega en junio, costaba en el mercado de Londres algo más de 50 dólares, mientras el barril de petróleo Texas para EEUU se pagaba a 51 dólares en la negociación electrónica.

Esfuerzo de Arabia Saudí

Trichet explicó que los banqueros centrales del G-10 han destacado el esfuerzo de Arabia Saudí de abastecer apropiadamente el mercado de petróleo y calificó que "esta decisión va por el buen camino".

Arabia Saudí anunció recientemente un incremento de la producción de crudo hasta los 12,5 millones de barriles diarios, para los próximos tres años, frente a los 9,5 barriles producidos diariamente hasta ahora.

El G-10 también ha observado progresos en el nivel de transparencia de los mercados de petróleo, tanto en relación con la oferta como con la demanda, "uno de los objetivos fijados por la comunidad internacional".

Los gobernadores de los bancos centrales del G-10 y de algunas economías emergentes, que se reúnen cada dos meses en la sede del Banco de Pagos Internacionales (BPI) en Basilea, consideraron que el nivel de confianza general también debe ser observado. Los miembros del G-10 son Alemania, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Francia, Holanda, Italia, Japón, el Reino Unido, Suecia y Suiza.

Signos equívocos

Trichet añadió que hasta ahora las señales y las cifras conocidas en países como EEUU y el Reino Unido van en dos direcciones y a veces han señalado una aceleración del ritmo del crecimiento y en otras ocasiones una ralentización.

Por ello, el presidente del BCE consideró que "hay que ser prudente antes de hablar de ralentización del crecimiento" en algunas economías, como la estadounidense, aunque sí reconoció la existencia de incertidumbres derivadas del elevado precio del petróleo.

Además, Trichet afirmó que las economías emergentes continuarán contribuyendo de forma muy importante al crecimiento global de la economía mundial.

Al mismo tiempo, los países del G-10 han observado en las últimas semanas un incremento del diferencial entre el precio de venta y de compra de deuda (spreads) "en algunos segmentos de los mercados financieros", como el sector corporativo, es decir las empresas, y los mercados de las economías emergentes.

El presidente del banco europeo insistió en que se trata de un fenómeno nuevo general y rehusó sacar conclusiones, de momento, pero insistió en que la apreciación de riesgo de los mercados ha cambiado desde la última reunión en marzo.

Trichet apuntilló que es un fenómeno que parece uniforme en divisas y deuda corporativa y que debe ser observado con atención. En este sentido, cabe pensar que en los mercados ha incremento la apreciación del riesgo.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad