viernes, 07 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

05 de mayo de 2005

El Mundo

El PIB creció hasta marzo un 2,8%, una décima más que a finales de 2004

La economía española prolongó en el primer trimestre de este año la senda de suave recuperación observada en la segunda mitad de 2004 y el Producto Interior Bruto (PIB) alcanzó un crecimiento del 2,8%.

El Banco de España reconoce que esa tasa de crecimiento resultará "obsoleta" cuando el INE publique a finales de mes las series revisadas de la contabilidad nacional con la nueva base 2000, pues mostrará unas cifras de aumento del PIB en los últimos años "significativamente más elevadas" que las disponibles con la actual base 1995.

Insiste, por tanto, en que sus cálculos sobre la evolución macroeconómica entre enero y marzo tienen un "mero valor orientativo de las principales tendencias" y deben ser interpretados teniendo en cuenta que previsiblemente serán revisados al alza en las próximas semanas, al publicarse las nuevas series.

La demanda interna sigue como motor

El informe destaca, en todo caso, que en el primer trimestre continuó la tendencia de cierta recuperación observada en los meses finales de 2004, ejercicio en el que el PIB creció el 2,7%, sin cambios significativos en el patrón de crecimiento.

La demanda interna, explica, siguió pulsando con fuerza en este periodo, con una aportación al PIB de 4,7 puntos porcentuales, apoyada en el gasto de los hogares y en la inversión de las empresas.

Sin embargo, el drenaje ejercido por el sector exterior siguió siendo igual de intenso, cercano a dos puntos, en un contexto de elevada apreciación acumulada del euro, aunque añade que este proceso no continuó en los primeros meses del año.

En este sentido, advierte de que "los problemas de competitividad de la economía en diversos frentes" continúan lastrando también los resultados comerciales y alimentan el desequilibrio externo.

Mejora de la inversión en bienes de equipo

No obstante, la entidad que dirige Jaime Caruana señala que la composición de la demanda nacional muestra ligeros cambios con la registrada a finales de 2004, con una desaceleración del consumo público, tras el notable repunte que experimentó en 2004, y una expansión adicional de la inversión en bienes de equipo, que alcanzó tasas de crecimiento interanual del 11%.

Por su parte, tanto la construcción como el consumo privado estabilizaron sus altos ritmos de variación, en torno al 5% y el 3,5%, respectivamente.

En cuanto al mercado laboral, detecta una recuperación adicional del empleo en los primeros meses del año -aunque incide en las dificultades de interpretación derivadas de los últimos cambios metodológicos-, con lo que se habría prolongado un trimestre más la senda de reducidas ganancias de productividad.

Afirma que las expectativas de aumento de la renta los próximos meses siguen siendo elevadas, gracias a la creación de empleo y a pesar del agotamiento de los efectos de la última reforma del IRPF.

Contribuirán a la expansión del gasto las ganancias de riqueza derivadas de la buena evolución de los mercados de valores y, principalmente, del fuerte crecimiento de los precios inmobiliarios.

Recuperación de la inversión

Por su parte, la inversión comenzó 2005 prolongando la recuperación mostrada a lo largo del año anterior y, dentro de ésta, la construcción siguió impulsada por el dinamismo de la inversión residencial y por la recuperación de la obra pública y creció alrededor del 5%.

Advierte de la negativa repercusión que pueden tener sobre el esfuerzo inversor de las empresas los problemas de competitividad que muestra la economía nacional, al presionar sobre los resultados de aquellas compañías más abiertas a los intercambios con el exterior.

A este respecto, el Banco de España dice que el sector exterior mantuvo en los primeros meses la tendencia de la última mitad de 2004 y calcula que en el primer trimestre restó al PIB alrededor de 1,9 puntos.

Para concluir, el Banco de España dice que "no hay signos" de que los principales desequilibrios de la economía hayan comenzado a corregirse, por lo que reclama reformas para impulsar la productividad y valora el "paso importante" que supone el recientemente aprobado Plan de Competitividad.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad