jueves, 19 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

22 de abril de 2005

El Mundo

La UE propone que España reciba ayudas del Fondo de Cohesión hasta 2008

La reacción de la delegación española es "muy prudente" porque el documento no incluye cifras sobre las cuantías

La presidencia luxemburguesa de turno de la UE ha presentado una nueva propuesta sobre el próximo marco presupuestario (2007-2013) que, por primera vez, reconoce la posibilidad de un periodo transitorio para que España pueda seguir recibiendo las ayudas del Fondo de Cohesión hasta 2008. Según los báremos actuales, España debería dejar de recibir esas ayudas en 2007 por la entrada de los nuevos miembros.

La nueva "caja de negociación" presentada por la presidencia se centra principalmente en el capítulo de la cohesión económica y social donde introduce, en general, recortes respecto a la primera propuesta salvo en lo que se refiere al Fondo de Cohesión, donde admite, por primera vez, el llamado "efecto estadístico".

Una de las grandes batallas que plantea España en la negociación del futuro marco presupuestario se centra precisamente en el Fondo de Cohesión, que le habrá proporcionado al final del actual período (2000-2006) unos 12.000 millones de euros.

En su propuesta inicial, la Comisión Europea no incluyó ninguna disposición especial para amortiguar la pérdida súbita de estas ayudas que sufrirá España a partir de 2007.

Bruselas dijo que no había base "legal"

Bruselas argumenta que no existe "base legal" en el tratado para aplicar períodos transitorios al Fondo de Cohesión, aunque sí para los fondos estructurales.

La presidencia, por el contrario, propone ahora que los estados miembros actualmente elegibles para las ayudas del Fondo de Cohesión y que hubieran continuado siéndolo de no haberse producido la ampliación de la Unión -sólo España entra en ese caso-, podrán "disfrutar de un periodo transitorio" para el citado Fondo.

Dicha transición abarcaría dos años -2007 y 2008- durante los cuales España podría seguir recibiendo un porcentaje decreciente, que no se especifica todavía, de las ayudas del Fondo recibidas en 2006.

Reacción "prudente" de España

A cambio, la Unión Europea propone a los Veinticinco un recorte general sobre los porcentajes del total de los fondos estructurales destinados a las regiones. El documento, que será debatido por los ministros de Asuntos Generales el próximo lunes en Luxemburgo, no incluye cifras sobre las cuantías, sino solamente porcentajes.

Por ello, la reacción de la delegación española es "muy prudente", puesto que todavía es prematuro establecer si esta propuesta sería, en términos económicos, más favorable para sus intereses que la del Ejecutivo comunitario.

Sin embargo, en una carta redactada por el ministro de Exteriores, Jean Asselborn, la presidencia explica que el acuerdo final sólo será posible en un nivel de gasto inferior al propuesto por la Comisión Europea, que es del 1,14%. Para aumentar la incertidumbre, señala también que se producirán reducciones de todos los fondos estructurales "de forma equitativa".

Reducción de los estructurales

Por ejemplo, los mecanismos de graduación previstos tanto para las regiones que salen naturalmente, por su crecimiento económico, del 'Objetivo 1', el más generoso, como para las del 'efecto estadístico', se ven recortados. Lo mismo ocurre con las regiones más ricas pero que pertenecen al 'Objetivo 2'.

Asimismo, el límite del 4% del PIB que se había establecido para la entrega de fondos estructurales con el fin de no superar las posibilidades de absorción en los nuevos Estados, se reduce a la baja

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad