jueves, 19 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

20 de abril de 2005

Invertia.com

Sebastián afirma que la economía española puede crecer más del 4% a finales de 2006

La economía española crecerá este año un 3% y a finales de 2006 lo hará en más del 4% "si se mantiene durante más trimestres el actual crecimiento de la inversión en equipo".

Durante su intervención con motivo del balance económico del primer año del Gobierno, afirmó que ahora hay más confianza en la economía, mayor transparencia estadística, mayor transparencia y rigor presupuestario, más y mejor crecimiento que en 2002 y 2003, más recursos para I+D+i, más y mejor empleo y mayor competencia.

También aseguró que la política económica del PP "no es que fuera incorrecta, sino que estaba agotada", y repasó los problemas heredados de la época del PP, entre los que citó el Plan Hidrológico Nacional, Izar, Kioto, la deuda histórica de Andalucía, la de Renfe, RTVE y la inmigración ilegal.

Sebastián ensalzó las decisiones tomadas que han beneficiado a los más desfavorecidos como la subida del Salario Mínimo Interprofesional y de las pensiones, el plan de medidas urgentes de vivienda y la ayuda oficial al desarrollo. Además, destacó el compromiso con Europa con el "desbloqueo" de la Constitución, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y el relanzamiento de la estrategia de Lisboa.

Por otra parte, aseguró que el calendario del impulso a la productividad "continuará y se acelerará" en los próximos meses con el Plan de Fomento Empresarial, con nuevos desarrollos del Plan de Dinamización, con la estrategia de Lisboa, la revisión del Plan Nacional de I+D+i, la reforma fiscal (no sólo del IRPF sino también del Impuesto de Sociedades), la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el Diálogo Social.

También destacó que ahora hay más libertad empresarial y puso como ejemplo que durante el primer año del PP fueron cambiados ocho presidentes de grandes empresas, mientras que con el Gobierno actual sólo ha sido sustituido uno. Entre los aspectos negativos subrayó que el sector exterior se enfrenta a un importante déficit por cuenta corriente, que aunque "no es un factor decisivo, sí es preocupante y hay que corregirlo".

Además, reconoció que la inversión extranjera directa descendió casi el 50% en 2004, si bien auguró que se beneficiará de la reforma del IRPF y del Impuesto de Sociedades y añadió como dato negativo la inflación, a pesar de que será la más baja desde la entrada del euro.

También intervino en el acto la secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, quien destacó que la economía necesita "políticas activas" para dinamizarla y subrayó que no se puede negar, "porque sería una irresponsabilidad", que existe un problema con la competitividad.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad