jueves, 22 de agosto de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

14 de marzo de 2005

El Mundo

El BBVA prevé para 2006 una fuerte desaceleración del precio de la vivienda

El mercado de la vivienda experimentará en 2006 una importante desaceleración respecto a los incrementos de precios del 15% de los últimos años, según el servicio de estudios del BBVA.

La entidad prevé que los precios aumenten en torno al 3%, un ritmo similar al de la inflación prevista, como consecuencia de una moderación de la demanda de viviendas, que ha superado el millón de unidades al año desde comienzos de la última década.

De hecho, según el Ministerio de Vivienda, el precio de la vivienda libre, tanto nueva como usada, creció un 17,45% en 2004, lo que supone un descenso de tan sólo el 0,19% respecto al año anterior.

La entidad había comunicado en anteriores ocasiones sus previsiones para 2005, que sitúan el crecimiento del precio en el 10%.

Elementos para la moderación

El BBVA asegura que existen elementos que llevarán a una moderación de la demanda de vivienda a partir de 2006, como lo demuestra el hecho de que se hayan alargado los plazos de venta de inmuebles.

Además, indica que se está moderando el ritmo de entrada de la inversión extranjera en vivienda (se ha multiplicado por ocho en la última década, hasta el 1% del PIB) y que el potencial al alza de tipos de interés también acabará afectando tanto a la demanda de crédito como al coste de oportunidad de la inversión.

Rentabilidad similar en la Bolsa y la vivienda

En este sentido, la entidad señala que las rentabilidades de inversiones alternativas, como los fondos o las acciones, están siendo superiores a las del alquiler de vivienda.

Así, en 2004, por primera vez en los últimos cinco años, la rentabilidad de la Bolsa fue similar a las revalorizaciones de la vivienda, lo que provocará que en el medio plazo la inversión en vivienda deje de ser una "inversión refugio" como ha sido en los últimos años, debido a la fuerte caída de la Bolsa y a los tipos de interés en mínimos históricos.

Como consecuencia de todo ello, el BBVA augura que, en el medio plazo, los precios de las viviendas se ajustarán paulatinamente a su nuevo nivel de equilibrio -el Banco de España estiman que los precios están sobrevalorados en un 20%-, por lo que anticipa una "moderación paulatina" y una "desaceleración ordenada" hacia tasas más acordes con el IPC, que rondará el 3%.

Según la entidad, los ajustes de precios "más intensos" se producirán en las viviendas usadas y en las zonas turísticas.

Situación patrimonial 'muy sólida'

En cualquier caso, el BBVA sostiene que, a pesar de que durante la última década los niveles de endeudamiento de los hogares han convergido con los de la UE como consecuencia de la homogeneización de las condiciones financieras, la situación patrimonial de las familias es "muy sólida", lo que limita los potenciales efectos negativos de una ralentización de este mercado.

De hecho, la entidad indica que el 43,6% de los 14,4 millones de hogares españoles tiene alguna deuda, pero únicamente el 7,5% soporta una carga financiera superior al 40% de su renta, deuda que no representa además ni el 5% del endeudamiento total de las familias.

Igualmente, destaca que en los últimos años se ha producido un aumento del empleo femenino y juvenil, lo que ha provocado un aumento de la renta real de los hogares españoles, al tiempo que se han reducido los tipos de interés y se han alargado los plazos de amortización hasta los 25 años.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad