jueves, 22 de agosto de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de marzo de 2005

Invertia.com

La economía española crecerá un 2,4% en 2005 y la de la zona euro un 1,75%, según un informe

La economía española crecerá un 2,4% en 2005, tres décimas menos que en 2004, y la de la zona euro un 1,75% en 2005, el mismo ritmo que registró el año anterior.

De esta forma, uno de los redactores del informe, el español Xavier Vives, explicó que el crecimiento de la economía española continuará siendo superior a la media de los países de la Unión, a diferencia de países que registrarán progresiones más moderadas en 2005, como Francia, con una previsión de crecimiento del 1,8%, y Alemania, con un 1,2%.

Asimismo, el instituto indica que la inflación en España se situará en el 3% en 2005, una décima menos que en el año anterior, y la tasa de desempleo caerá tres décimas, hasta el 10,5%. En la zona euro, los precios bajarán dos décimas respecto a 2004, hasta el 1,9%, y la tasa de paro se situará en el 8,7%, una décima menos.

Los datos del CesIfo contrastan con las previsiones oficiales, que opinan que la economía española crecerá un 2,9% este año. Por otra parte, la Comisión Europa estimó en sus previsiones de octubre que la actividad de los países de la zona euro progresará un 2,1% en 2005.

Asimismo, Vives indicó la evolución económica de la Unión Europea en 2005 estará marcada por la dependencia de la economía mundial, y consideró que los dos factores de riesgos fundamentales serán la apreciación del euro frente al dólar y un eventual incremento de los precios del petróleo.

Respecto al incremento de los precios del crudo, el ponente rechazó indicar un nivel de referencia a partir del que el precio del crudo puede afectar de forma negativa a la economía de los países de la eurozona, sin embargo, indicó que existe cierto margen, ya que los bancos centrales han aprendido en los últimos a controlar la inflación y son "más creíbles" en este ámbito. Además, estimó que la recuperación de la economía europea continuará siendo "frágil", al tiempo que auguró que los tipos de interés se mantendrán, así como las condiciones fiscales.

Sobre la evolución del mercado de trabajo, el instituto consideró que el paro descenderá debido a la progresión de la actividad económica, y respecto a las expectativas de los agentes económicos sobre la economía, el informe señala que en los próximos seis meses las condiciones económicas de los países europeos mejorarán, mientras que en el mismo periodo las expectativas en España serán menos optimistas que las actuales.

Externalización de la producción


Según el instituto, otro de los principales riesgos para la economía de la eurozona es la externalización de la producción a países donde los costes del proceso manufacturero son menores, como China o los Estados de Europa del Este.

No obstante, los datos del CesIfo apuntan que la tasa de ocupación del sector manufacturero en España se ha mantenido más o menos estable desde 1984, lo que indica que la influencia de este proceso ha sido menor en España en comparación con otros países comunitarios, como Alemania y Reino Unido.

Para afrontar de forma adecuada el proceso de externalización, los "países centrales" deben flexibilizar la adjudicación de recursos a los sectores, en el sentido en que deben destinar mayores recursos a las áreas donde la producción está aumentando y eliminar la protección a los sectores en declive, según indica el informe.

Asimismo, recomienda a los países que se ven afectados por este problema, como Alemania, una ampliación de la jornada laboral como la que ya ha sido acometida en Francia. También indica que los gobiernos deben cambiar la cultura de 'subsidio al desempleo' por una cultura de 'subsidio al empleo', en el sentido de que tendrían que fomentar el pago de un complemento al salario en los trabajos que normalmente son rechazados por su baja remuneración.

Mas permisividad fiscal


En relación con la reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) de la Unión Europea, que está siendo debatida por los Estados miembros en los últimos días, el documento estima que la reforma llevará a un "desmantelamiento gradual de la disciplina fiscal" en la Unión Europea, debido a que los Estados miembros desean introducir excepciones a la aplicación de las normas sobre el déficit público.

El instituto opina que la reforma en curso dará lugar a una "mayor permisividad" en la aplicación de las reglas del Pacto y de los plazos. Además, consideró que el principal problema de las discusiones actuales es que no abordan la forma en que se regulará el cumplimiento de las normas y no contempla penalizaciones.

El CesIfo recomienda a los Estados miembros que creen instituciones independientes de vigilancia y de control en cada uno de los países, que se ocupen de elaborar informes sobre las políticas fiscales aplicadas y que tengan capacidad consultiva y de decisión en algunos ámbitos.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad