lunes, 16 de septiembre de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

15 de febrero de 2005

Cinco Días

La economía española creció el 2,7% en 2004, dos décimas más que el año anterior

La economía española creció un 2,7% en 2004, dos décimas más que en el ejercicio precedente, según el indicador adelantado de la Contabilidad Nacional Trimestral difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El PIB registró un crecimiento interanual del 2,7% en el cuarto trimestre de 2004, una décima más que en el tercer trimestre. La variación intertrimestral fue del 0,8%, dos décimas más que en el trimestre precedente.

Estas cifras muestran un perfil de suave aceleración de la economía española, según el organismo estadístico, como consecuencia de una aportación menos negativa del sector exterior y de una demanda interna virtualmente estabilizada. El crecimiento económico del 2,7% conseguido en el cuarto trimestre sucede a un avance del 2,7% en el primer trimestre; 2,6% en el segundo, 2,6% en el tercero, según el indicador avanzado.


El dato preliminar mostrado hoy por el INE arroja un alza del PIB en 2004 una décima superior a la última previsión del Gobierno, del 2,8%. Sin embargo, queda una décima por debajo de la cifra anunciada por el Banco de España a primeros de febrero de un aumento del PIB en 2004 del 2,6%. El banco supervisor destacó también entonces el repunte del 2,7% del crecimiento económico en el cuarto trimestre, gracias al avance de la demanda interna y al elevado ritmo de la creación de empleo, según recogía en su Boletín Económico.

El INE recuerda que la estimación avance del PIB trimestral publicada hoy proporciona sólo información orientativa. Los datos definitivos de la Contabilidad Nacional del cuarto trimestre serán publicados por el INE el próximo 23 de febrero.

Buenas expectativas para 2005
Según anunciaron la pasada semana los responsables del Ministerio de Economía, el patrón de crecimiento en el cuarto trimestre del año fue similar al de los tres meses anteriores, manteniéndose el tirón de la construcción y de la inversión en bienes de equipo, aunque con una contribución algo menos negativa del sector exterior.

El motor de crecimiento en el conjunto de 2004, por tanto, siguió siendo la demanda interna, fundamentalmente el consumo de los hogares y la inversión residencial, y la novedad más importante respecto al año anterior fue la intensa aceleración de la inversión en bienes de equipo, que guarda relación con la recuperación financiera de las empresas, las expectativas optimistas sobre la evolución económica internacional y unas condiciones crediticias favorables.

De esta manera, Economía considera factible que el crecimiento en 2005 pueda situarse en torno al 3%, de acuerdo con la previsión recogida en los Presupuestos Generales del Estado, ya que 2004 terminó en "excelentes condiciones" y los indicadores económicos más recientes son mejores que los de meses anteriores.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad