lunes, 10 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

10 de febrero de 2005

Invertia.com

El BCE rebaja la previsión de crecimiento en la eurozona al 1,8% en 2005 y al 2,1% en 2006

Los economistas del Banco Central Europeo (BCE) revisaron hoy a la baja sus previsiones de crecimiento económico en 2005, hasta el 1,8% desde el 2,0%, y redujeron su estimación para 2006 en el 2,1%, frente al 2,2% precedente.

Otras razones citadas son los elevados precios del petróleo y la menor demanda mundial, aunque se reconocen mejoras en la rentabilidad y condiciones de financiación favorables. Los expertos se mantienen más optimistas que el Consenso Económico de la eurozona, que prevé un crecimiento del 1,7% para 2005 y del 2% para 2006. Las expectativas a cinco años fueron revisadas una décima al alza, hasta el 2,3%, aunque debido principalmente al redondeo.

En cuanto a la inflación, los expertos consultados por el instituto mantuvieron en el 1,9% el crecimiento para 2005, y redujeron una décima el incremento para 2006, hasta el 1,8%, frente al 1,9% anterior. En los próximos meses, una gran mayoría de los analistas consultados por el banco esperan que el impacto de la subida del petróleo sea parcialmente contrarrestado por diversos factores, como la moderación en la subida de sueldos, los efectos de los precios administrados y los alimentarios y la fortaleza del euro.

El desempleo se mantiene

Las expectativas sobre el desempleo en 2005 y 2006 se mantuvieron sin cambios en el 8,8% y en el 8,5%, respectivamente, y subrayaron que la baja utilización de la calificación y el gradual incremento en el PIB evitarán una caída del desempleo en los próximos años. De aquí a cinco años, los analistas prevén que el desempleo se sitúe en el 7,5%.

Estos datos aparecen recogidos en la encuesta trimestral entre expertos en instituciones financieras y no financieras realizada en enero y publicada en el boletín mensual de febrero. Los economistas consultados destacaron que la caída en la tasa de desempleo a largo plazo depende de las reformas en el mercado laboral y destacaron que un incremento en el crecimiento económico y el desarrollo demográfico contribuirán a esta reducción.

En su editorial, el BCE destacó que la volatilidad en las tasa de inflación anual persistirá, manteniéndose por debajo del 2% a lo largo de 2005, y subrayó que persisten los riesgos sobre la estabilidad de precios a medio plazo, aunque no advirtió evidencias de presiones inflacionistas domésticas subyacentes.

Asimismo, previno de los riesgos sobre la entidad de precios, principalmente los precios del petróleo y el riesgo potencial de efectos de segunda ronda en los salarios y en la fijación de precios.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad