miércoles, 12 de mayo de 2021

Noticias

Buscar

Restaurar

09 de febrero de 2005

Invertia.com

Solbes ve todavía factible que el PIB crezca un 3% en 2005

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó hoy que la economía española creció entre el 2,6% y el 2,7% en 2004.

En su comparecencia en la sesión de control del Senado, Solbes recordó las previsiones del Banco de España, según las cuales el crecimiento del PIB fue del 2,7% en el cuarto trimestre, frente al 2,6% del trimestre precedente.

"Todo ello nos hace pensar que la cifra final del año se situará entre estas dos magnitudes", subrayó. A su juicio, lo interesante es que el cuarto trimestre se acelera respecto al tercero, por lo que "las previsiones para el futuro son mejores". A este respecto, reiteró que las inversiones en bienes de equipo están aumentando de manera espectacular y añadió que "nadie invierte si no es para producir".

Asimismo, reconoció que la inflación es más alta de la que le gustaría al Gobierno, aunque absorbió bien la evolución del precio del petróleo, e indicó que, en cualquier caso, no es peor que la de 2003. En cuanto al empleo, mostró su satisfacción por la evolución experimentada en 2004, con un aumento de 460.000 empleos respecto al año anterior según la EPA, y una disminución del paro del 2,5%, hasta situar la tasa de desempleo en el 10,4% de la población activa, una de las más bajas de los últimos años.

"Todo esto nos da como resultado que hemos terminado el año 2004 en excelentes condiciones, y los indicadores económicos más recientes son mejores que los de meses anteriores, incluso el turismo ha evolucionado de forma positiva. Por lo tanto, las previsiones que habíamos introducido en el Presupuesto de crecimiento alrededor del 3% para este año siguen siendo válidas y se van a cumplir sin dificultades", concluyó.

Beneficios del tipo de cambio

Por otra parte, Solbes se refirió al tipo de cambio del euro sobre el dólar, que ha subido en los últimos años por los problemas en ambas economías. El vicepresidente segundo del Gobierno recordó que el Ecofin ha mostrado su preocupación y ha mandado un mensaje a todas las áreas implicadas, aunque corresponde al BCE manejar los tipos de cambio si fuera necesario en una situación de dificultad.

No obstante, señaló que no es cierto que haya habido una subida imparable del euro desde su entrada en vigor. "Tuvimos una caída imparable hasta el 0,83 y luego nos ha llevado a 1,34, cuando el punto de partida era 1,17", dijo.

Por último, insistió en que un mejor tipo de cambio tiene doble efecto positivo, en términos de abaratamiento de las importaciones, principalmente del petróleo, y sobre la política monetaria, con menores tipos de interés.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad