domingo, 17 de febrero de 2019

Noticias

Buscar

Restaurar

26 de enero de 2005

El Mundo

China y la India, líderes de crecimiento en 2005

La economía mundial mantendrá probablemente su ritmo de recuperación en 2005, con China y la India como los países clave en este proceso, mientras que Rusia, Turquía, Brasil y México podrían consolidarse.

Estos últimos países -todos los cuales han enfrentado graves crisis financieras en la última década- demuestran que con las políticas adecuadas los capitales pueden regresar e impulsar el crecimiento, dijo Jacob Frenkel, vicepresidente de American Internacional Group.

El déficit por cuenta corriente en Estados Unidos constituye no obstante una amenaza a la economía mundial, mientras que la evolución de los tipos de cambio también preocupan seriamente en medios económicos, agregó.

Dólar como divisa de referencia

Frenkel negó la posibilidad de que el dólar pierda su lugar como divisa de referencia mundial porque a pesar del grave problema de cuenta corriente que enfrenta EEUU, se trata de "una economía competitiva, desregulada, flexible y, por tanto, que sigue siendo muy atractiva para los inversores".

Por otra parte, el experto enfatizó que comparte el optimismo generalizado sobre el desempeño económico de China y consideró poco probable que las autoridades de Pekín permitan una apreciación del yuan, lo que frenaría el crecimiento del gigante asiático, que en 2004 fue del 9,5%.

Frenkel opinó que, aunque tendrá que ocurrir en algún momento, la apreciación del yuan no se producirá este año. Asimismo, dijo que la cotización del petróleo será otro factor que influirá en la marcha de la economía internacional, tras explicar que su alto precio refleja principalmente el rápido crecimiento de países como China, la India y Estados Unidos.

Previsiones negativas para Europa

En relación a Europa, las previsiones fueron más bien negativas tras ser descrita como "un continente que sigue siendo rígido e inflexible".

En este sentido, Laura Tyson, decana del London Business School, recordó que los resultados económicos de la Unión Europea (UE) han sido "decepcionantes", en lo cual han influido la significativa apreciación del euro y la dependencia del petróleo.

"La economía europea es más dependiente del petróleo que la estadounidense y su alto precio ha sido un golpe adicional (para los europeos)", agregó.

Sin embargo, dijo que hay señales de "una recuperación cíclica" que podría permitir que el crecimiento de la UE se sitúe entre el 2% y el 2,5% en 2005, siempre y cuando el euro no se aprecie más y la cotización del petróleo "no se dispare entre 50 ó 60 dólares".

Tyson señaló que las mayores esperanzas se cifran en las reformas que han emprendido Alemania y Francia, dirigidas a lograr una mayor flexibilidad de su mercado laboral, que consideró imprescindibles para competir con los nuevos Estados miembros de la UE y evitar mayores traslados de empresas.

Volver Subir

Otros proyectos de CEPREDE

Diseño Web: Banner Publicidad